jueves, 20 de noviembre de 2008

HISTORIA DE LA EDUCACIÓN

UNIDAD I

I.- INTRODUCCION A LA EDUCACIÓN.

1.- QUE ES EDUCACIÓN

Etimológicamente el término educación proviene del latín educare, que quiere decir criar, alimentar, nutrir y exducere que significa llevar a , sacar afuera. Inicialmente estas definiciones fueron aplicadas al cuidado y pastoreo de animales para luego llevar a la crianza y cuidado de los niños.
Solo sé que no sé nada, es una frase muy citada del filósofo ateniense Sócrates. El ser humano voluntaria o involuntariamente está inmerso en el proceso de educación, que se va desarrollando a lo largo de nuestras vidas desde el momento de la concepción y hasta la muerte. Al nacer el individuo es como un cuaderno vacío que se va llenando conforme a las experiencias que vive, este es el proceso de aprendizaje, el que se da en todos los aspectos de nuestras vidas, abarcando la cotidianidad, los establecimientos escolares, así como el ambiente y las personas que nos rodean.
La educación formal intencionada es la que recibimos en las instituciones escolares y que hacemos con la intención transformadora de conocimientos evidentemente presente, ésta la recibimos de un grupo de lo que en cierto modo podríamos llamar sofistas (persona sabia o hábil) la filosofía define así a los profesores o maestros porque son personas que dicen tener ciero cúmulo de conocimientos y lo imparten a otras personas, a cambio de un pago por este servicio; en este sentido todos hemos tenido en algún momento de nuestras vidas tendencias sofistas. Pero si recibimos conocimientos de otras personas, al menos debería ser de alguien con más conocimientos en la materia que nosotros mismos.
Platón (filósofo ateniense, discípulo de Sócrates) define la educación como un proceso de perfeccionamiento y embellecimiento del cuerpo y el alma. Este filósofo se encarga de destacar las tres funciones principales de la educación , que a pesar de haberse hecho hace más de 20 siglos, aún está vigente; estas funciones son:
La formación del ciudadano;
La formación del hombre virtuoso; y
La preparación para una profesión.
La educación en el individuo, tiene dos grandes motores llamados Heteroeducación y autoeducación. La primera consiste en el proceso educativo impuesto, en el que el individuo es formado y la autoeducación se da cuando el individuo mismo busca tomar la información e integrarla a su cúmulo de conocimientos. Lo ideal es que ambos "motores" estén complementados para que la educación sea un proceso que le dé al individuo las herramientas, medios e instrumentos necesarios para la configuración de sus conocimientos. [1]
"Es el objetivo de la educación: mover al individuo de una situación heterónoma a una autónoma. El fin educativo es la formación de hombres libres, conscientes y responsables de sí mismos, capaces de su propia determinación. En esto consiste el hecho humano de la educación, en la formación de la conciencia moral, en la capacidad de discernir entre el bien y el mal" [2]
El punto más importante del proceso educativo es la voluntad del individuo, para que sea capaz de tomar resoluciones libres, regidas por las normas y valores éticos y morales.
El proceso educativo es bastante largo complejo, en el que pasamos básicamente por tres fases:
· La educación como desarrollo: en esta fase es el educador quien impulsa los cambios en los conocimientos en el educando.
· La educación como disciplina surge cuando este desarrollo no se deja a su libre albedrío sino que se guía para controlarlo o estimularlo.
· La educación como formación: el educador busca transmitir conocimientos y orientaciones a su discípulo. [3]
Son muchos los autores que han tratado de definir la educación, y que en estos intentos han surgido muchas definiciones, formas y tipos de educación, a continuación se presenta un resumen con las definiciones que dan algunos autores:
· "La educación es la formación del hombre por medio de una influencia exterior consciente o inconsciente, o por un estímulo que si bien proviene de algo que no es el individuo mismo, suscita en él una voluntad de desarrollo autónomo conforme a su propia ley. [4]
· Gastón Mialaret, en su obra Ciencias de la Educación, señala tres sentidos como parte del proceso educativo; siendo el primero los llamados mass media o la denominada educación francesa (andragogía, educación religiosa, animación cultural, etc). El segundo sentido es el de la educación como resultado de una acción que prepara a los jóvenes adaptándolos a la vida, más que a la preparación intelectual que reciben en las instituciones escolares formales. El tercer sentido al que hace referencia el autor se refiere a la retroalimentación que se da entre al menos dos individuos inmersos en el proceso educativo.
· Ortega y Gasset hace referencia a Kerschensteiner, quien dice que el fin general de la educación es educar a ciudadanos útiles que sirvan a los fines del Estado y de la Humanidad. Ortega y Gasset niega esto, habla de la formación del ciudadano como uno de los tantos fines de este proceso, haciendo referencia a todos los aspectos de la vida del individuo. Si educamos con la intención única de formar ciudadanos útiles a los fines del estado, se forman individuos para el ayer.
· José Gimeno hace alusión al correcto uso y distribución de los recursos educativos.
· Según Suchodolski, para argumentar el desarrollo de la civilización, surgen dos tendencias: la tradicionalista, inspirada en las costumbres heredadas de las generaciones anteriores y recriminando el progreso de la civilización. Y la segunda tendencia es la modernista, quienes defienden y apoyan el desarrollo de la civilización, así como el progreso tecnológico. Cada tendencia tiene su propio punto de vista con respecto al concepto de educación: la tradicionalista se atiene a la tradición pedagógica en el propósito de edificar sobre sus bases al hombre eterno. Su programa de enseñanza se basa en la enseñanza de los idiomas modernos, el conocimiento de la cultura antigua y en los valores perennes. La modernista adapta los conocimientos de la nueva generación a las condiciones de vida modeladas por la estructura capitalista.[5]
"La formación del hombre no puede abstraerse de la realidad social concreta en el marco de la cual discurre la existencia humana, no puede prescindir en una palabra de la realidad del mundo actual. La tarea de educar a los hombres se trata de prepararlos para que sean capaces de asumir una actividad social valiosa y fecunda a través del desarrollo multifacético de su personalidad. En una palabra, la preparación a la vida no puede encerrarse en las categorías de la adaptación y el éxito material.[6]
Según Jösef Gottler, en su obra Pedagogía Sistemática, el fin general de la educación es que el educando llegue poseer la capacidad y la buena voluntad necesarias para llevar una vida valiosa dentro de los círculos que circunscriben la existencia humana... el ideal de la educación hay que cifrarlo en una saludable armonía del saber, el querer y la destreza deben sintonizarse mutuamente y a los que hay que conceder mayor menor predominio según sean las aptitudes individuales y la profesión y estado de vida que estas aconsejen elegir"[7]
Como ya se ha visto la educación o proceso educativo se da a lo largo de nuestras vidas y que crea un cambio en nuestros conocimientos. El Estado es el encargado de garantizarle a los venezolanos la educación para todos y cada uno de nosotros, estableciendo la educación como un derecho igual para todos como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en los siguientes artículos:
"Artículo 102. La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, es democrática gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como una función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades... está fundamentada en el respeto a todas las corrientes de pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente, conciente y solidaria en los procesos de transformación social consustanciados con los valores de la identidad nacional...
Artículo 103. Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones de las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones... es obligatoria en todos sus niveles desde el maternal hasta el ciclo medio diversificado... gratuita hasta el pregrado universitario... la ley garantizará igual atención a las personas con necesidades especiales o con discapacidad y a quienes se encuentren privadas de su libertad o carezcan de condiciones básicas para su incorporación y permanencia en el sistema educativo...
Artículo 104. L educación estará a cargo de personas de reconocida moralidad y de comprobada idoneidad académica..."[8]
Pero EDUCACIÓN es mucho más de lo que se ha escrito en este pequeño intento por definirla, porque creo que la educación formal o informal, cósmica o sistemática, intencionada o no, debe preocuparse por la formación de individuos integrales, capaces de desarrollar una carrera profesional , así como de vivir en una sociedad dentro de sus valores éticos y normas morales.
Educar a un individuo, a una sociedad o a la humanidad misma, estamos inmersos en un proceso de formación que es el encargado de amplificar "el aprendizaje y proporcionar un contexto para el mismo en tres terrenos principales. En primer lugar está el conocimiento y cómo aplicarlo. La segunda categoría es el aprendizaje de habilidades. El último terreno es el aprendizaje de valores y actitudes... los resultados del aprendizaje son claros: mejor rendimiento, nuevas habilidades, nuevos conocimientos y nuevas actitudes"[9], más o menos en la misma línea está Jacques Delors cuando dice que la educación debería llevar a cada persona a descubrir, despertar e incrementar sus posibilidades creativas.
Los cuatro pilares de la educación
Aprender a conocer, combinando una cultura general suficientemente amplia con la posibilidad de profundizar los conocimientos en un pequeño número de materias. Lo que supone, además, aprender a aprender para poder aprovechar las posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida.
Aprender a hacer, a fin de adquirir no solo una calificación profesional sino, más generalmente, una competencia que capacite al individuo para hacer frente a gran número de situaciones y a trabajar en equipo...
Aprender a vivir juntos. Desarrollando la comprensión del otro y la percepción de las formas de interdependencia, respetando los valores de pluralismo, comprensión mutua y paz.
Aprender a ser para que florezca mejor la propia personalidad y se esté en condiciones de obrar con creciente capacidad de autonomía de juicio y de responsabilidad personal.[10]
Esto es educación, formar, desarrollar y capacitar todos y cada uno de los aspectos de la personalidad del individuo, para hacerlo productivo a nivel personal como profesional; individual o en conjuntos, como hombre/mujer o como ciudadano.
HISTORIA DE LA EDUCACIÓN:

La educación está tan difundida que no falta en ninguna sociedad ni en ningún momento de la historia. En toda sociedad por primitiva que sea, encontramos que el hombre se educa.
Los pueblos primitivos carecían de maestros, de escuelas y de doctrinas pedagógicas, sin embargo, educaban al hombre, envolviéndolo y presionándolo con la total de las acciones y reacciones de su rudimentaria vida social. En ellos, aunque nadie tuviera idea del esfuerzo educativo que, espontáneamente, la sociedad realizaba en cada momento, la educación existía como hecho. En cualquiera de las sociedades civilizadas contemporáneas encontramos educadores, instituciones educativas y teorías pedagógicas; es decir, hallamos una acción planeada, consciente, sistemática. La importancia fundamental que la historia de la educación tiene para cualquier educador es que permite el conocimiento del pasado educativo de la humanidad.
El hecho educativo no lo presenta la historia como un hecho aislado, se estudia vinculándolo con las diversas orientaciones filosóficas, religiosas, sociales y políticas que sobre el han influido. Al verlo así, como un conjunto de circunstancias que lo han engendrado, permite apreciar en que medida la educación ha sido un factor en la historia y en que medida una cultura es fuerza determinante de una educación.
Los primeros sistemas de educación:
Los sistemas de educación más antiguos conocidos tenían dos características comunes, enseñaban religión y mantenían las tradiciones de los pueblos. En el antiguo Egipto, las escuelas del templo enseñaban no sólo religión, sino también los principios de la escritura, ciencias, matemáticas y arquitectura. De forma semejante, en la India la mayor parte de la educación estaba en las manos de los sacerdotes. La India fue la fuente del budismo, doctrina que se enseñaba en las instituciones a los escolares chinos, y que se extendió por los países del Lejano Oriente. La educación en l a antigua China se centraba en la filosofía, la poesía y la religión, de acuerdo con las enseñanzas de Confucio, Lao-tse y otros filósofos. El sistema chino de un examen civil, iniciado en ese país hace más de 2.000 años, se ha mantenido hasta el presente siglo, pues, en teoría, permite la selección de los mejores estudiantes para los puestos importantes del gobierno.
Los métodos de entrenamiento físico que predominaron en Persia y fueron ensalzados por varios escritores griegos, llegaron a convertirse en el modelo de los sistemas de educación de la antigua Grecia, que valoraban tanto la gimnasia como las matemáticas y la música.
La Biblia y el Talmud son las fuentes básicas de la educación entre los judíos antiguos. Se les enseñaba a los judíos conocimientos profesionales específicos, natación y una lengua extranjera. En la actualidad la religión sienta las bases educativas en la casa, la sinagoga y la escuela. La Torá sigue siendo la base de la educación judía.
Tradiciones básicas del mundo occidental:
Los sistemas de educación en los países occidentales se basaban en la tradición religiosa de los judíos y del cristianismo. Una segunda tradición derivaba de la educación de la antigua Grecia, donde Sócrates, Platón, Aristóteles e Isócrates fueron los pensadores que influyeron en su concepción educativa. El objetivo griego era preparar a los jóvenes intelectualmente para
asumir posiciones de liderazgo en las tares del Estado y la sociedad. En los siglos posteriores, los conceptos griegos sirvieron para el desarrollo de las artes, la enseñanza de todas las ramas de la filosofía, el cultivo de la estética ideal y la promoción del entrenamiento gimnástico.
La educación romana, después de un período inicial en el que se siguieron las viejas tradiciones religiosas y culturales, se decantó por el uso de profesores griegos para la juventud, tanto en Roma como en Atenas.
La educación romana transmitió al mundo occidental el estudio de la lengua latina, la literatura clásica, la ingeniería, el derecho, la administración y la organización del gobierno. Muchas escuelas monásticas así como municipales y catedráticas se fundaron durante los primeros siglos de la influencia cristiana.
La edad media:
En el occidente europeo, durante el siglo IX ocurrieron dos hechos importantes en el ámbito educativo. Carlomagno, reconociendo el valor de la educación, trajo de York (Inglaterra) a clérigos y educadores para desarrollar una escuela en el palacio. El Rey Alfredo promovió instituciones educativas en Inglaterra que eran controladas por monasterios. Irlanda tuvo centros de aprendizajes desde que muchos monjes fueron enviados a enseñar a países del continente. Entre el siglo VII y el XI la presencia de los musulmanes en la península Ibérica hizo de Córdoba, un destacado centro para el estudio de la filosofía, la cultura clásica, las ciencias y las matemáticas.
Persia y Arabia desde el siglo VI al IX tuvieron instituciones de investigación y para el estudio de las ciencias y el lenguaje. Durante la edad media las ideas del escolasticismo se impusieron en el ámbito educativo de Europa occidental. El escolasticismo utilizaba la lógica para reconciliar la teología cristiana con los conceptos filosóficos de Aristóteles.
Para este tiempo se abrieron varias universidades en Italia, España y otros países, con estudiantes que viajaban libremente de una institución a otra. Las universidades del norte como las de París, Oxford y Cambridge, eran administradas por los profesores: mientras que las del sur, como la de Italia y Alcalá de España, lo eran por los estudiantes. La educación medieval también desarrollo la forma de aprendizaje a través del trabajo o servicio propio. Sin embargo, la educación era un privilegio de las clases superiores y la mayor parte de los miembros de las clases bajas no tenían acceso a la misma.
En el desarrollo de la educación superior durante la edad media los musulmanes y los judíos desempeñaron un papel crucial, pues no sólo promovieron la educación dentro de sus propias comunidades, sino que intervinieron también como intermediarios del pensamiento y la ciencia de la antigua Grecia a los estudiosos europeos.
Humanismo y renacimiento:
El renacimiento fue un periodo en el que el estudio de las matemáticas y los clásicos llegó a extenderse, como consecuencia del interés por la cultura clásica griega y romana que aumentó con el descubrimiento de manuscritos guardados en los monasterios. Muchos profesores de la lengua y literatura griega emigraron desde Constantinopla en Italia.
El espíritu de la educación durante el Renacimiento está muy bien ejemplificado en las escuelas establecidas en Mantua (1.925), donde se introdujeron temas como las ciencias, la historia, la geografía, la música y la formación física. El éxito de estas iniciativas influyó en el trabajo de otros educadores y sirvió como modelo para los educadores durante más de 400 años.
Durante este período se dio una gran importancia a la cultura clásica griega y romana enseñada en las escuelas de gramática latina, que, originadas en la Edad Media, llegaron a ser el modelo de la enseñanza secundaria en Europa hasta el inicio del siglo XX. De esta época datan las primeras universidades americanas fundadas en Santo Domingo (1.538), en México y Lima (1.551).
La influencia del protestantismo:
Las iglesias protestantes surgidas de la Reforma promovida por Martín Lucero en el inicio del siglo XVI establecieron escuelas en las que se enseñaba a leer, escribir, nociones básicas de aritmética, el catecismo en un grado elemental y cultura clásica, hebreo, matemáticas y ciencias, en lo que podríamos denominar enseñanza secundaria.
La moderna práctica del control de la educación por parte del gobierno fue diseñada por Lucero, Calvino y otros líderes religiosos y educadores de la Reforma.
La influencia de la iglesia católica:
Los católicos siguieron las ideas educativas del renacimiento en las escuelas que ya dirigían o que promocionaron como respuesta a la creciente influencia del protestantismo, dentro del espíritu de la Contrarreforma.
Los jesuitas, como se conoce a los miembros de la congregación, promovieron un sistema de escuelas que ha tenido un papel preponderante en el desarrollo de l a educación católica en muchos países desde el siglo XVI.
Desarrollo de la ciencia en el siglo XVII:
El siglo XVII fue un período de rápido progreso de muchas ciencias y de creación de instituciones que apoyaban el desarrollo del conocimiento científico. La creación de estas y otras organizaciones facilitó el intercambio de ideas y de información científica y cultural entre los estudiosos de los diferentes países de Europa. Nuevos temas científicos se incorporaron en los estudios de las universidades y de las escuelas secundarias.
Tal vez, el más destacado educador del siglo XVII fuera Jan Komensky, obispo protestante de Moravia, más conocido por el nombre latino de Comenio. Su labor en el campo de la educación motivó que recibiera invitaciones para enseñar por toda Europa. Su objetivo educativo podría resumirse en "enseñar a través de todas las cosas a todos los hombres", postura que se conoce como pansofía.
El siglo XVIII:
Durante el siglo XVIII se estableció el sistema escolar en Pursia; en Rusia empezó la educación formal. Durante el mismo período se introdujo el método monitorial de enseñanza, por el que cientos de personas podían aprender con un profesor y la ayuda de alumnos monitores o asistentes. Los dos planes abrieron la posibilidad de la educación de masas.
El teórico educativo más relevante del siglo XVIII fue Jean-Jaques Rousseau. Su influencia fue considerable tanto en Europa como en otros continentes. Entre sus propuestas concretas estaba la de enseñar a leer a una edad posterior y el estudio de la naturaleza y de la sociedad por observación directa. Sus propuestas radicales sólo eran aplicables a los niños, las niñas debían recibir una educación convencional.
El siglo XIX y la aparición de los sistemas nacionales de escolarización:
El siglo XIX fue el período en que los sistemas nacionales de escolarización se organizaron en el Reino Unido, en Francia, en Alemania, en Italia, España y otros países europeos. Las nuevas naciones independientes de América Latina, especialmente Argentina y Uruguay, miraron a Europa y a Estados Unidos buscando modelos para sus escuelas. Japón que había abandonado su tradicional aislamiento e intentaba occidentalizar sus instituciones, tomo las experiencias de varios países europeos y de Estados Unidos como modelo para el establecimiento del sistema escolar y universitario moderno.
El más influyente seguidor de Rousseau fue el educador suizo Johann Pestalozzi, cuyas ideas y prácticas ejercieron gran influencia en las escuelas de todo el continente. Su principal objetivo era adaptar el método de enseñanza al desarrollo natural del niño. Para lograr este propósito consideraba el desarrollo armonioso de todas las facultades del educando (cabeza, corazón y manos).
El siglo XX: la educación centrada en la infancia:
A comienzos del siglo XX la actividad educativa se vio muy influenciada por los escritos de la feminista y educadora sueca Ellen Key. Su libro El siglo de los niños (1.900) fue traducido a varias lenguas e inspiró a los educadores progresistas en muchos países. La educación progresista era un sistema de enseñanza basado en las necesidades y en las potencialidades del niño más que en las necesidades de la sociedad o en los preceptos de la religión.
Estados Unidos ejerció una gran influencia en los sistemas educativos de los países de América Latina. El siglo XX ha estado marcado por la expansión de los sistemas educativos de las naciones industrializadas de Asia y África. LA educación básica obligatoria es hoy prácticamente universal, pero la realidad indica que un amplio número de niños (quizá el 50% de los que están en edad escolar en todo el mundo) no acuden a la escuela.

UNIDAD II
I.-PLURALIDAD DE IDEAS EDUCATIVAS EN GRECIA PRIMITIVA.
1.- Hómero, educador del pueblo griego.
El ideal humano que se forja en los textos homéricos éste fundido con héroes de carácter aristocrático y caballeresco. La educación de educar al pueblo a partir de las gestas heroicas.
El ideal del hombre griego se encarna, en la conformidad cordial de lo bello y lo bueno.
Entonces vivir no es otra cosa que praxis para alcanzar la arete , el ideal perfecto( Iliada). En la Odisea es diferente, se marcan dos ideales distintos con la de la iliada, que son, el héroe en el fragor de la batalla contiendas y dioses, y el héroe que regresa camino de la aventura y del hogar.
Hómero intenta educar al pueblo.
La educación caballeresca se inicia desde la niñez, el adolescente aprende ciertos ceremoniales de la vida cortesana: está presente en fiestas y banquetes palaciegos y participa de alguna manera en los cortejos, en los sacrificios...
Los juegos de aquellos tiempos, eran carreras a pie, el lanzamiento de jabalina, el combate con lanza, la carrera de carros, constituían, un programa basto de diversión cortesana, a la vez de gran preparación física.
El sentido de la edución homérica, se dimensiona en dos: La educación como quehacer técnico( saber hacer), y la edución como hacer ético.
La ética homérica es una ética de honor, el carácter agónico que informa el ideal de la vida, es el principio dinámico de la ética del héroe homérico y del alma griega, (ser siempre el mejor y mantenerse superior a los demás).
El ideal homérico influyó en épocas posteriores en el mundo occidental, por ello, hómero representa la base fundamental de toda la tradición pedagógica clásica.
2.-Hesiodo y la educación popular.
La educación de signo popular en los escritos de Hesiodo, ahora el ideal del hombre es el del hombre sencillo, del pueblo, trabajador y campesino, que pone su afán en el trabajo cotidiano no siempre valorado por la nobleza.
El ideal humano puede ahora ser alcanzado por el hombre mediante su trabajo; para ello, el Derecho, la Justicia, y la Verdad han de fundamentar la estructura de una sociedad nueva.
Para Hesiodo, su concepto de educa:
· Las relaciones justas entre todos los hombres de igualdad.
· La austeridad ética del pueblo, regulada por el derecho.
· El trabajo para llegar al arete. (El arete es autoafirmación y realización esencial del propio ser. El valor de ser es el acto ético por el cual el hombre afirma su propio ser a pesar de los elementos de su existencia que atenta a su propia realización.)
3.-La educación espartana.
La tendencia de las estirpes helénicas a crear su propia autonomía en la ciudad estado da lugar a variedad de organizaciones, políticas, sociales, jurídicas, en suma culturales. Tal independencia implicaba: libertad de acción frente a las ciudades, derecho a regirse por sus propias leyes; y la capacidad para vivir con sus propios recursos economicos.
Educación militar y cívica
La paideia espartana tenía un carácter esencialmente militar y comunitario:
· La educación es verdadera formación técnica para lucha armada.
· La arete es un bien comunitario, más allá de la individualidad personal.
· La educación en Esparta no selecciona héroes, sino que prepara a todos los ciudadanos, como partes integrantes del todo que es el Estado.
· El estado-comunidad es el ideal por excelencia de la educación espartana.
La ciudad (polis) se erige en una única razón de ser de los espartanos; si su8 constitución física, al nacer, es deficiente, si su cobardía le hace abandonar la fila de combate, si su conducta corrompe el orden de la ciudad, entonces no merecen vivir, ante todo esta el bien del acomunidada por encima del bien individual.
La educación, única y pública, compete con el Estado, el ciudadano es una pieza que se integra y ajusta a la gran máquina del estado; todos son iguales, tienen los mismos derechos y reciben idéntica educación.
A partir de los 20 años pertenece propiamente al ejercito, a los 30, todo espartano que se encuentra en la plena posesión de sus derechos civiles, y pasa a formar parte de la asamblea popular.
4.-Educación deportiva y musical
La formación militar imponía un desarrollo atlético para los hombre, para ello, utilizaba los juegos, clásicos, integraban el pentatlón: Carrera, salto, lucha, disco y dardo.
Los jóvenes encontraban múltiples ocasiones de mostrar sus cualidades musicales, pues actúan como participantes de la vida social, en las ceremonias de los dioses, fiestas nacionales, y demás banquetes y carreras.
5.- La antigua educación ateniense, belleza y bondad
La polis en Atenas constituye la tensión armónica del individuo, como persona, y el todo político, presupuesto estructural para que la persona dimensiones su perfección ultima en lo social; La educación es armonía. Al adolescente se le educa para que sea un perfecto ciudadano, que realice el ideal de la “kalokagathia”, belleza del cuerpo espíritu. Este momento es el momento culminante de la evolución del pensamiento educativo del periodo arcaico de Grecia: la primitiva educación en torno a la palestra (para niños) y al gimnasio (para mayores) se propone la belleza y fortaleza del cuerpo; prepara a los jóvenes no tanto para concursar como atletas en los juegos olímpicos como para poseer un cuerpo bello, modelo, según las exigencias exigidas.
La formación espiritual es otro aspecto fundamental, en la formación del adolescente, educándole en las artes de la lectura, la escritura, música y se les inculcan los principios de la sabiduría.
El arte plástico y el arte musical vislumbran de algún modo el ensamblaje de la belleza física y la espiritual.
En la filosofía, se dispersa en apariencia el ideal de la kalokagathia, porque la cultura espiritual adquiere clara preeminencia sobre la educación física, y lo bueno sobre lo bello, Platon definirá la educación como “dar al cuerpo y al alma toda la belleza y perfección de que son capaces”.
6.- La lírica y la dramática en la educación del pueblo.
Los líricos y trágicos, prácticamente fueron los educadores del pueblo.
Solon informó un nuevo ideal de reforma política y un modelo de conducta social; sus cantos, sus intuiciones, fueron ocasión de continuas mentalizaciones del pueblo. Fundamenta toda su labor política y educadora en las fuerzas de las leyes, que ordenan la vida social y verifican una comunidad feliz.
LA gran enseñanza de Solón fue el derecho fundamental la paz social, sin menospreciar ni atacar a los dioses, rechaza todo poder profético y mágico en la vida del hombre.
En resumen, lo social y lo ético conectan con lo religioso en el pensamiento de Solón.
La tragedia
Esquilino, como máximo representante de este arte, nos informa que el encuentro de Dios y el Destino; no le preocupa al hombre, sino su destino; se esfuerza en explicar lo inexplicable, el misterio que envuelve las relaciones de los dioses con el hombre; el castigo de la soberbia de quien se resiste a seguir el destino que los dioses le han marcado, el dolor como camino para conocer lo divino.
Sófocles , en él, la pasion religiosa no es tan insistente como Esquilino, sin que ello implique ausencia de voluntad de los dioses; Sus héroes se mueven en escena con sentimientos, pasiones, dudas como las de cualquier mortal.
En su obra se advierte una clara intención de educar al pueblo, instruirlo. La educación para la felicidad conlleva un autoconocimiento del hombre.
Eurípides, sus personajes parecen salidos de la vida cotidiana de la ciudad; están descritos con sus caracteres psíquicos y sus “ethos” moral; es pintor de hombres; y su tragedia es la más humanizada, quizás la menos trágica. La capacidad educadora de la obra de Eurípides radica en:
· La asequibilidad de los personajes y de sus ambientes circunstanciales para el espectador.
· El canto a la libertad del hombre más allá del designio de los dioses.
· La apuesta en escena de la diversidad de problemas humanos: religiosos, morales, culturales y sociales de su época.
· El espíritu critico y racional con que afronta el autor situaciones que las costumbres o la tradición mítica habían considerado irrefutables.
II.-SOFISTAS Y SÓCRATES
1.- Los sofistas y la enseñanza como profesión
Durante la segunda mitad del siglo V aparecen los sofistas, dotados de un sentido pragmático de la verdad y de una técnica depurada de hablar y razonar, su pedagogía más técnica radica en la eficacia y utilidad de la enseñanza, porque el fin primordial y esencial de los hombres es “enseñar a los hombres” y educarlos para la democracia.
De forma que los sofistas hicieron de la enseñanza una profesión sistemática y remunerada, ellos impartían clases, y fueron muy criticados por la gente de su época.
Protágoras, parte que el hombre es la medida de todas las cosas, en esta cuestión hay un pro yun contra que no invalida su verdad, sino, por el contrario, la avala.
Para Protagoras, en efecto, el fin de la educación se muestra en la práctica de so virtudes, que en realidad, son una misma: la prudencia, en lo individual, y la habilidad, sentido práctico, en lo social.
Lo que importa es vivir, y vivir con la verdad útil a sí mismo y a los demás en la convivencia cotidiana de la ciudad: el arte político, es cuestión de reglas y métodos para hacer verdadero algo que puede no ser toda la verdad, y convencer de ello a los demás.
El político es el orador que sabe hablar al pueblo y lo persuade dialécticamente.
La oratoria, política y forense, llega a tener gran prestigio entre los griegos; su aprendizaje, teórico-técnico-conocimiento de las reglas- y práctico- supone un camino hacia el éxito en la vida ateniense, además de un magnifico ejercicio escolar.
En Protagoras, la misión del educador al servicio de la humanidad” podría, en rigor, reducirse a inculcar la medida o criterio humano, esto es, digno del hombre, tal como la costumbre y las leyes lo han establecido, en los jóvenes que vienen a su escuela dominados por la pasión espontanea o por el egoísmo irracional.
Para él, la educación se define, como un proceso eminentemente espiritual de naturaleza racional; este fue el gran hallazgo de Protagoras, que no deja de ser optimismo pedagógico: la educación de la “razón” subjetiva e individual permite garantizar el supuesto de que el “hombre es la medida de todas las cosas” sin caer en un individualismo antisocial.
Gorgias viene a demostrar es que el orden del pensamiento (lógico) no se identifica con el orden de la realidad.
Gorgias muestra el justo valor de la palabra, del discurso, en la educación del hombre, cuando hace buen uso de aquél; la comunicación docente no sólo queda a salvo, sino que se enriquece en lo que de formal contiene; no importa a Gorgias tanto el contenido de la comunicación como la comunicación misma; la gramática, la retórica, la dialéctica, están haciendo en el seno de los sofistas.
Un humanismo sofista, de signo pedagógico, es el que predomina, en Gorgias, que se basa en una base trípode: naturaleza, enseñanza, hábito.
Los sofistas dieron un sentido diferente a la educación a nivel individual y social, y, lo que es más valioso, iniciaron nuevos pasos en la educación, como arte didáctica, intentando, en un ensayo tímido y fugaz, deslindar el saber filosófico del saber pedagógico; Abrieron múltiples sendas divergentes que no todos ellos exploraron de igual modo y que ninguno recorrió hasta el fin.
2.- El ideal socrático del sabio: verdad y virtud
2.1.- Principios fundamentales de su pensamiento
A Sócrates le preocupa sólo el hombre- nada me puede enseñar los árboles y los campos- y le interesa desde todas sus perspectivas en cuanto confluyen en el hombre, como sujeto moral.
La concepción socrática del alma supone un notorio avance de otras teorías anteriores.
En la tradición homérica, significo sombra, soplo, fantasma, que acompaña al hombre durante toda la vida; es principio de vida, fisiológica que no intelectual; con idéntico significado al del termino; esta en el corazón, o en el pecho.
En la cultura jónica, el alma es aliento vital de naturaleza física; “psyche” puede identificarse con aire que se respira; cuando el hombre muere no respira; el aliento vital o “pneuma” es, para Heráclito, principio de individualidad del alma.
En el orfismo, basado en la mitología dionisiaca, el alma es algo permanente en el cuerpo(cárcel), inmortal, que transmigra de un cuerpo a otro- metempsicosis- y que, como parte divina caída, vuelve a los dioses.
La moral socrática implica:
· Conocerse a sí mismo.
· Saber qué es bueno y qué es malo.
· Dirigir las acciones humanas al bien.
Sólo el sabio es virtuoso, porque sólo él puede conocerse a si mismo, y conocer el bien; Nadie obra el mal a sabiendas: la virtud es saber, el saber del hombre, que integra las demás virtudes en una , la sabiduría, por el contrario el vicio es la ignorancia.
El bien moral es útil, porque la voluntad quiere siempre lo que es útil para el individuo y para la sociedad; el mal es inútil; para Sócrates lo verdadero es útil, lo útil no necesariamente verdadero, formalismo, intelectualismo, optimismo... referidos todos ellos a la Etica han intentado definir la moral socrática.
2.2.- El ideal educativo
La misión del educador es el ciudadano del alma, enseñar no es sino servir a Dios. El fin de la educación consiste en el conocimiento del valor y de la verdad. El termino “phronesis” se refiere en esencia a la razón y a la sabiduría.
El “arete” o virtud socrática es la perfección espiritual del hombre, o, con otras palabras, la perfección por la creación de bienes espirituales, sin menospreciar los bienes corporales.
La perfección del hombre conlleva el dominio de sí mismo o “enkratia”. La “enkatria” representa el yo autentico de cada uno, y fundamenta la armonía del mundo personal y su transferencia a la polis , a la ciudad.
La enkratia representa el yo auténtico de cada uno, y fundamenta la armonía del mundo personal y su transferencia a la polis, a la ciudad.
Para Sócrates toda educación debe ser educación política, no sólo para el gobernante que ha de entregarse al cumplimiento de sus deberes más allá de la satisfacción personal, la comodidad, o los placeres de todo tipo - el ascetismo socrático no es la virtud monacal, sino la virtud del hombre destinado a mandar- sino también para los ciudadanos, que han de saber “ser gobernados” en la medida en que tienen que participar en los asuntos políticos.
2.3.- El método socrático
En este texto- habla Sócrates, se descubren ya algunas notas del método socrático: la referencia de la comunicación docente, no necesariamente institucionalizada, la apertura del maestro a todos los posibles discípulos, la pregunta y respuesta como partes del dialogo...
Él dialogo es, por antonomasia, lo que constituye la “mecánica” interna y externa del proceso didáctico. Las fases principales, que según Plantón son:
· La exhortación consiste en persuadir al interlocutor a buscar la verdad, para ello es necesario motivarlo de alguna forma e interesarlo en el tema.
· La indignación se refiere propiamente a la investigación, a la búsqueda de la verdad; , al motivo de convicción y además, es el argumento para refutar alguna verdad aparente, que no lo es en realidad, y consta de dos partes:
 La ironía, o acción de interrogar para salir de la ignorancia; es la parte negativa, o de reducción al error de lo que es falso. La pregunta hábil y la objeción precisa del maestro son decisivas.
 La mayéutica, o acción de “dar luz”; en sentido figurado, “hacer nacer la verdad”; es la parte positivo del método, la de construir la nueva verdad, a la que se ha llegado. La mayeútica es el arte de descubrir la verdad que está escondida en nosotros mismos.
Sócrates, aportó a la paideia griega valiosos elementos:
· Capacidad de la razón para la verdad. Llegar a la verdad, como camino y resultado del indagar de la razón, es fundamento de la pedagogía socrática. La virtud es que hacer que comienza en la “razón vital” del hombre.
· Descubrimiento del “concepto”, que tiene un valor universal y fundamenta los valores éticos, morales, sociales y religiosos, en oposición a la doctrina relativista de los sofistas.
· Intelectualismo. Para Sócrates la virtud se identifica con la verdad se identifica con la verdad, o, al menos, existe entre ellas una correspondencia. Si el hombre no es virtuoso, es porque es ignorante. No existe diferencia para Sócrates entre ciencia y arete.
· Método. La gran aportación metodológica de Sócrates en la educación es la intromisión del diálogo en la tarea educativa. Es el carácter esencial de su método.
· Didácticamente es activo; reflexionar, preguntar, conservar, dialogar. Implicando al alumno, de esta forma, llega a descubrir la verdad. El saber y el conocimiento de la realidad es una conquista de la búsqueda personal; y el educador ayuda en esta indagación.
III.- EDUCACIÓN EN EL PENSAMIENTO DE PLATÓN.
1.- Fundamentos psíquico, moral y socio-politico de la teoría educativa de Platón.
 El hombre posee cuerpo y alma: el cuerpo es cárcel del alma y ésta no sólo es principio de movimiento, sino también movimiento mismo en el hombre: dirige el cuerpo y ella misma se dirige como alma racional. Hay tres tipos de almas que condicionan al ser humano:
· alma irascible, alma racional y alma concupiscible, ( la racional es la “perfecta”.).
Platón recurre al mito para describir el alma y sus funciones: semejante es el alma, a la conjunción de fuerzas que hay entre un tronco de alados corceles y un auriga.
* el mito esta pag73.
El alma es inmortal; la inmortalidad adviene al sabio ( o al virtuoso) que ha logrado contemplar “cara a cara” las ideas y ha vivido piadosamente.
· El alma pertenece al mundo de las ideas.
· Es vida en esencia, y las esencias son inmortales e inmutables.
· El alma no puede destruirse por su mal que es el vicio, sólo puede degradarse, encarnándose.
· Si buscas la verdad plena, ésta no puede encontrala en el mundo sensible.
 La teoría moral de Platón gira en torno a la idea del Bien; la moralidad, en esencia, consiste en la participación (o imitación) del bien; toda norma moral, es reflejo concreto del orden universal que dice relación al Bien; el hombre virtuoso vive de acuerdo con la norma moral y, por tanto, participa de la Idea de Bien.
Platón entiende por virtud como la capacidad para cumplir el orden moral, en su doble versión individual y política; es cierta fuerza del alma que procura la armonía con la verdad, la belleza y la bondad, pues no es posible separar lo justo, de lo bello, o de lo bueno...
Para Platón la virtud significa, además, ejercicio continuado y repetido.
Las clases de virtud vienen determinadas por las diversas funciones que es el hombre desempeña en relación a sí mismo y a la comunidad: la sabiduría, la fortaleza, la templanza y la justicia.
· La justicia “ consiste en una virtud del alma, cuyo objeto es conseguir que reinen el orden y la armonía entre los diversos elementos que la constituyen- racional, fogoso, apetitivo- para que cada uno realice la función que le corresponde dentro del compuesto humano”.
· La sabiduría, como saber es ciencia de autentica realidad, inmutable al ser verdadero, o a la verdad en sí.
· La fortaleza es el valor, y consiste en regular las acciones del alma, las pasiones nobles y generosas del ánimo.
· La templanza es el dominio de sí mismo, serenidad y armonía.
 Su teoría aparece en la República y en las Leyes
En el libro de Historias de Herodoto, ya aparecen diferentes formas de gobierno como:
Monarquía, que puede degenerar en tiranía; democracia, que puede degenerar en el gobierno del populacho, y el de la aristocracia, o gobierno de los mejores.
Las tres clases sociales que la integra son:
· Los gobernantes son los filósofos; rigen la ciudad y se ocupan de la educación propia y de todos los demás ciudadanos; su virtud, la sabiduría, les obliga a legislar de acuerdo con la necesidad del Estado y velar por la armonía o justicia de la ciudad.
· Los guerreros defienden la ciudad frente a otros pueblos y procuran el orden interno de la misma; su virtud, la fortaleza y el ánimo para no decaer en la lucha ante el peligro y poder superar cualquier obstáculo, que se les oponga, les hace ser valerosos.
· Los obreros, artesanos, comerciantes y agricultores, se ocupan de las necesidades materiales de los ciudadanos en lo que a sustento se refiere: trabajan la tierra, realizan el intercambio de productos con otros pueblos y manufacturan algunas materias primas: la virtud de la templanza les incita a la moderación en sus apetitos y tendencias.
En cuanto a las formas de estructura política y de gobierno, Platón las enhebra en la historia del pueblo griego:
· Monarquía o aristocracia. El poder se ejerce por los mejores o por el mejor de todos ellos; no hay propiedad privada, sino que todo pertenece a todos los que integran la comunidad; la polis se halla informada por un equilibrio perfecto, y el orden es justo.
· Timocracía o timarquía. El gobierno se fundamenta en los honores y riquezas; existe un predominio de la clase militar que acopia las riquezas de la ciudad; surgen, entonces, las clases sociales, las economías de hombres pobres y hombres ricos, y con ellas la discordia y la injusticia; el pueblo se empobrece cada vez más.
· Oligarquía. La propiedad privada crea una minoría rica y poderosa a costa del pueblo que pasa hambre; el enfrentamiento de estas dos clases sociales supone siempre el triunfo de las oligarquías, quienes, mediante el terror o el miedo logran establecer una armonía, que es falsa e injusta. Mas, en parte por la corrupción de los poderosos, en parte por la rebelión del pueblo, oprimido, el sistema se desmorona violentamente.
· Democracía. Aparece de nuevo la libertad de la polis; es elegido el gobierno mediante el pueblo; la fuerza y el poder de aquél le viene de los que le han elegido. No faltan, sin embargo, quienes con falsas promesas y palabras vanas, engañan al pueblo; la democracia se torna demogogía; otra vez aparece el afán desmedido de poder, que encuentra apoyo en la multitud deslumbrada y encantada por los canto de sirena”.
· Tiranía. Unos pocos son elegidos por el pueblo que cree ingenuo en las promesas; es la hora de los tiranos, la libertad queda cortada, hasta la de aquellos que los eligieron: vuelve la degeneración del orden.
2.- Politeia y educación
Para Platón la educación es educación política, la educación no esotra cosa que la participación del ciudadano en los asuntos públicos, y, atraves de esta, su integración en esta.
El concepto de educación, por tanto, dice relación intima al concepto de “ dike”, que es la virtud política por antonomasia, y que se ha traducido, con restricción de sus limites, por justicia; el “diakos”, es el hombre honesto, justo, que cumple sus deberes para con los dioses y los hombres; el que hace mal a alguien, se le denomina “adikos”.
La educación de los guerreros
Además de las aptitudes naturales de los atletas, Platón propone una educación para ellos basada en dos puntos fundamentales: la música, como significado espiritual, preeminencia del alma sobre todo lo humano.
El conocimiento se debe enseñar mediante el discurso, de una manera lógica, mediante la ayuda del mito, y del discurso propiamente dicho, el discurso puede resusmirse en unos cuantos apartados:
· El culto a los dioses.
· El amor y honra a los padres.
· La paz y la concordia.
· El valor.
· La verdad.
· La templanza.
En cuanto a la forma o estilo de estos discursos ofrecidos a los guerreros, Platón distingue tres clases diferentes: la narración simple- el poeta relata los hechos personalmente-, la narración imitativa- el poeta habla en nombre de los personajes, imitándolos-, y la narración compuesta, que usa a la vez ambas técnicas.
La formación del guerrero les hace aprender dos tipos de cánticos:
· Cánticos dóricos, para paliar el miedo en la batalla.
· Cánticos frígidos, para el sosiego del campamento.
La gimnasia, es otro punto que ayuda al soldado, a formarse tanto físicamente como espiritualmente.
La propiedad privada para los guerreros queda abolida, y el matrimonio no es posible, no debe tener nada que les ate ni los comprometa.
La educación de los filósofos.
Él filosofo es aquel cuyo oficio consistente en contemplar la verdad, la realidad; el que busca su plenitud en el ser, y no en la apariencia del ser, la cual solo nos muestra solamente lo sensible de las cosas a través de la opinión.
El verdadero filosofo es el único que conoce la realidad tal como es, inmutable y esencia de todo lo que existe; él sólo puede crear un esquema, paradigmatico, de la moral honesta y justa de los ciudadanos.
La educación de los filósofos ha de iniciarse a los 20 años; antes habrán recibido enseñanza comunes a los guerreros y a otros ciudadanos. El programa de la educación culmina con las enseñanzas de la Dialéctica o Teoría de las Ideas.
La dialéctica es la ciencia de la esencia de las cosas, a la que el hombre llega por conocimiento noético.
El sistema educativo de Platón es piramidal, sólo un grupo selecto llega a la cumbre, y esos son los filósofos.
· Etapas y grados de la Educación. Platón (esquema).pag.84.
IV.-SIGNIFICADO PEDAGOGICO DE OTRAS FIGURAS.
1.- El ideal del “retor” en Isocrates
Isocrates, nace en Atenas, estudia con los sofistas de su época- Gorgias, Prótagoras. -, y durante algún tiempo con Sócrates, fue redactor de discursos forenses, y luego fue profesor de elocuencia.
Isocrates quiere enseñar al pueblo medio, a hablar bien, pensando que la palabra es el medio natural y magnifico para el cultivo de la propia persona.
Isocrates del Logos, palabra, porque es la palabra la que distingue al hombre de los demás seres animados, condiciona todo el proceso moral, artístico, científico, y es el medio mas adecuado para administrar la justicia.
El discurso para el se convierte, en un instrumento de acción, particularmente política, en un medio del que se vale el pensador para hacer circular sus ideas e influir con ellas sobre sus contemporáneos.
1.1.- La enseñanza pre-retorica
· Insiste en el estudio más completo posible de la Gramática y en el conocimiento de los autores clásicos griegos, con la lectura reflexiva y comentada de sus textos, recomienda que se estudie a los políticos, filósofos y poetas.
· Las matemáticas.
· El arte y la ciencia, que ejercitará al hombre para el dialogo y la confrontación temática.
1.2.- La educación superior o retórica
La Retórica es el arte supremo por excelencia, al que la educación de un hombre debe orientarse.
La instrucción de la dialéctica tiene cuatro principios generales:
· el orador ha de aprender a prescindir de toda técnica mecánica, que le obligue a hablar subyugado por aquella.
· Hay que iniciarlo mediante el estudio de una teoría retórica, o principios generales de composición y elocución.
· La enseñanza práctica es esencial en el aprendizaje de la oratoria.
· El alumno debe reflexionar sobres sus propias teorías y sobre las demás teorías de los demás.
Sus partes son:
· Preámbulo o introducción al tema.
· Narración y exposición de los hechos y circunstancias que en ellos concurren.
· Confirmación mediante presentación de pruebas testificales, concatenadas con lógica y persuasión
· Síntesis o recapitulación, a modo de resumen, de todo lo anterior que conduce irremisiblemente a la conclusión final.
Él piensa, que todos los griegos, a través del dominio de sí mismos por la palabra y la expresión, pueden realizar el ideal del hombre virtuoso; es integral porque en la retórica está implicada la formación científica, la filosofía y la política.
Con Isócrates, en efecto, la “paideia” griega se realiza en la Retórica, y con él aparece en el horizonte de la cultura occidental antigua, la disyunción de la filosofía y retórica.
V.- EDUCACIÓN HELENISTICA
1.- Teoría hilemorfica y antropología: cuerpo y alma.
El ser se dice como potencia y como acto, la potencia es la capacidad y posibilidad de ser algo: la potencia es siempre potencia para, y existe realmente en un ser que es actualmente. El ser natural está compuesto de materia prima y de forma sustancial; la materia es potencia de nuevas formas que pueden recibir para la generación de un nuevo ser; la forma es el acto, de aquí que el movimiento, el devenir de los seres, consista en un cambio de la forma mientras que la materia permanezca.
Integra su teoría acerca del movimiento sustancial con el estudio de las causas: la causa material es el sujeto que permanece en el cambio; la causa formal, la esencia del ser (la idea de Platón) que determina la materia al incidir en ella y constituye el nuevo ser. Son causas intrínsecas al proceso del devenir; éste es el sentido primario y genuino de causa, pues Aristóteles la define como” aquello de lo cual una cosa procede como de algo inmanente a ello”. No obstante, describe la causa eficiente como el agente que ejecuta o promueve el movimiento desde fuera y la causa final “aquello en gracia de lo cual algo se hace”.
En resumen, lo que Aristóteles ha logrado es: incorporar la Idea plátonica a las cosas mismas, y en un brazo óntico la materia y la forma en cada sustancia quedan constituidas comotales; rechaza la separación “lejana” que Platon estableció entre los dos mundos: en cada sustancia están presentes esencial y realmente la materia y la forma sustanciales.
Extiende su teoría hilemorfica a la antropología: “el alma es forma de un cuerpo natural que tiene la vida en potencia”; “ es aquello por lo cual vivimos, sentimos y pensamos” son definiciones clásicas en el “ de anima” de Aristóteles. El hombre, ente natural queda constituido por dos principios; el cuerpo a otro; el alma informa el cuerpo en un abrazo intimo, singular y personal.
Ólo hay una alma en cada hombre, aunque sean tres sus funciones o perceptivas operacionales: alma y principio vital se identifica en Aristóteles como un todo activo a partir del cual se conforma lo que es el hombre es hace:
· Vida vegetativa: sus funciones son de nutrición, crecimiento y generación; las dos primeras atienden a lo individual, la última a la especie.
· Vida sensitiva: sus funciones son las propias de la vida vegetativa más las propiamente sensoriales: el conocimiento sensible, el apetito sensitivo y la capacidad de moverse de lugar.
· Vida intelectiva: sus funciones son las que se corresponde a las facultades de la inteligencia y de la voluntad. Con la teoría aristotélica del conocimiento intelectual, quedan superadas las dos posiciones antagónicas del materialismo (demócrito) y del innatismo (platón), pues Aristóteles, el conocimiento intelectual se basa en datos que le facilita el sensible.
2.-Teoría ética de la virtud. Virtudes dianoeticas y éticas.
El hombre es libre y racional por su propia naturaleza.
La ética de Aristóteles es finalista y eudemonista. Gracias a la vida contemplativa el entendimiento, que es lo más excelso que hay en el hombre, llega a (inventa) la verdad, la belleza,... valores supremos por lo que el hombre se hace de cierto modo inmortal, porque algo divino nace de él.
3.-El hombre, “animal politico”EX
La ciencia política esta incluida en las llamadas ciencias practicas, tiene como objeto el bien de la comunidad.
La teoría de Aristóteles politico-social parte de dos verdades primarias: el hombre es un animal político; la sociedad tiende hacia el bien común y puede alcanzarlo en la polis.
La ciudad por tanto, es un todo que tiene prioridad sobre las partes que son los individuos.
El estado, en efecto, un todo constituido de partes heterogéneas; ello no quiere decir que la polis sea una mera reunión de familiares e individuos.
En conclusión, se habla de una comunidad política, con el fin común para todos, el bien común global, por un deseo innato del hombre constituyen la polis para el ejercicio de la libertad.
Modos de realizarse en la comunidad política:
· Monarquía, o gobierno de uno solo.
· Aristocracia o gobierno de los mejores que representa una minoría entre los demás ciudadanos.
· Democracia o gobierno de muchos elegidos por el pueblo.
Pero todas estas formas de gobierno, pueden degenerar en otras:
· Tiranía, el abuso del poder monárquico.
· Oligarquía, cuando los elegidos son elegidos a la fuerza y bajo coacción.
· Demagogia es la degeneración de la Democracía.
4.-Fundamentos antropológicos del proceso educativo.naturaleza, habito y razón.
El hombre por naturaleza es sujeto de educación, porque puede ser educado, sin embargo, a Aristóteles le preocupa, el tipo de educación más idóneo o apropiado a cada individuo o a cada pueblo según sus dotes naturales.
Aristóteles, no ve aptos a los jóvenes para el estudio de la política, ya que dice que están llenos de pasiones, y se pueden dejar llevar por ellas.
Los ancianos, también les pasa lo mismo, pero por motivos muy diferentes, ellos ya han vivido mucho, y han cometido numerosos errores, y les han engañado mucho.
Sólo el hombre maduro de30 a 40, es él mas adecuado para la educación porque posee un ánimo ecuánime entre los dos extremos.
El hábito, es disposición del hombre, a la habilidad, hábito de conducta, rasgos de la personalidad y de carácter... Aristóteles distingue entre en el alma humana:
· Las pasiones, son aquellos movimientos del apetitivo sensitivo, que llevan consigo placer o dolor.
· Las capacidades de acción o potencias son las que hacen al hombre capaz de experimentar pasiones.
· Los hábitos o cualidades adquiridas, no espontaneas, predisponen bien o mal a un hombre para sentir pasiones.
La razón, constituye el tercer principio fundamental en la concepción aristotélica del proceso educativo o perceptivo del hombre. Aquí logos es razón ética. Mientras que la sabiduría es a la vez ciencia y entendimiento de lo que por naturaleza lo más precioso.
Educación y virtud.
La educación es:
· Proceso que consiste en fomentar el desarrollo de todas las disposiciones del hombre- intelectuales, morales, éticas- que, en cierto modo, son innatas.
· Medio de crear nuevas disposiciones (entonces adquiridas) a partir de su modo natural de ser.
· “habituación2, mediante la recta razón, al ejercicio de la virtud que conduce al hombre a la felicidad o bien supremo.
La educación es un quehacer virtuoso cuya finalidad es el bien supremo.
Las virtudes, o hábitos buenos, que sé incardian en el ámbito individual son:
· Fortaleza, resistencia al dolor.
· La templanza, que modera el placer de los sentimientos.
· La modestia, que regula las emociones del hombre.
La educación adopta el papel de fomentar, coadyuvar y crear hábitos de:
· liberalidad, correcto uso de las riquezas.
· Magnificencia, disposición de riquezas propias para empresas que interesan al bien de la comunidad.
· Magnanimidad o grandeza de ánimo para el honor y la gloria.
· Mansedumbre que regula la pasión de la cólera.
· Veracidad o virtud de decir lo que se piensa.
· Sentido del humor.
· Amabilidad
La educación facilita la creación de hábitos intelectuales o virtudes dianoéticas, a las que corresponde dirigir el conjunto de toda actividad humana.
Las virtudes propias del entendimiento teórico son.
· El entendimiento intuitivo, o capacidad para comprender la verdad de los principios generales sobre las cosas, universales y necesarios.
· El entendimiento racional o práctico, que versa sobre lo contingente da lugar a la prudencia y otras virtudes derivadas de ésta.
· El entendimiento productivo o creativo se inscribirse en la actividad artística, el arte o sabiduría técnica creativa al hombre.
5.-Fin de la educación.la felicidad y el bien supremo
El fin de la educación se identifica con la felicidad del hombre.
El ser humano, compuesto de cuerpo y alma, posee una finalidad que, a la vez, define el sentido de su forma humana.
La virtud es camino a la felicidad, mas no es la felicidad. El resultado de la actividad excelente, en la que se cifra el bien supremo, constituye la felicidad, para llegar a estas afirmaciones Aristóteles se basa en:
· el hombre posee una función que le es propia a su naturaleza racional.
· Consiste en la actividad de las aptitudes más excelsas del hombres, entendimiento y razón.
· El hombre bueno las ejercita bien hasta un grado de excelencia.
· La felicidad, o bien específicamente humano, en la que se cifra el bien supremo, es el fin del hombre.
El educador o el hombre de Estado ha de procurar que el ciudadano realice las actividades que posean una mayor excelencia, porque lo acercarán más al bien supremo.
Aristóteles concluye, referente sobre la vida moral:
· La felicidad consiste en la contemplación o actividad del entendimiento especulativo.
· La contemplación es la felicidad de grado más elevado, ya que es la más noble de las actividades excelentes.
· Las actividades de orden moral, y la praxis política constituyen un segundo tipo de felicidad, típicamente humana, si se compara con la felicidad intelectual, que es independiente o divina.
Etapas y contenidos de aprendizaje
Aristóteles establece tres etapas en el aprendizaje:
La primera etapa es la niñez, hasta los 7, por ser un periodo de crianza, se recomienda la gimnasia, ha de fomentarse el juego, y la educación es familiar.
La segunda etapa llega en la pubertad; continúan los ejercicios gimnásticos, la iniciación artística, no conviene que comparta el tiempo con los esclavos. La educación es pública, intervienen en ella, la familia y el Estado.
La tercera hasta los 20, consta de cuatro asignaturas, gramática, gimnasia, música y dibujo. La lectura y la escritura, llevan a otro nivel al individuo, le lleva a otros planos del entendimiento.
A partir de los 21 comienza la educación del ciudadano que entiende a su perfeccionamiento moral político de acuerdo con el desarrollo de sus excelencias.
VI.- INSTITUCIONES EDUCATIVAS HELENISTICAS
Dura desde la muerte de Alejandro magno (323 a.c), hasta el 529 d.c.
1.- Las escuelas estoica y epicúrea, y el ideal del hombre.
En el ideal de la educación estoica es la felicidad del hombre a partir de su naturaleza racional: vivir conforme a naturaleza significa lo mismo que vivir conforme a razón, o, de acuerdo con “el orden racional”, que es reflejo del orden cósmico: la virtud consiste en “vivir según la experiencia de los hechos naturales, pues nuestras naturales son partes de la naturaleza natural.
La virtud, supremo bien del hombre, es sabiduría, entendida como comprensión de la ley o razón del mundo; así, la libertad no es sino la aceptación del orden natural, en el que el hombre participa.
Otra teoría es, que la felicidad consiste en el placer, el sumo bien del hombre, por eso decimos nosotros que el placer son el principio y el fin de la vida feliz
Esta idea se fundamenta en que el individuo que tiene placer, tiene ausencia de dolor, tranquilidad de animo por la posesión del autentico y genuino placer del hombre, y es prudente.
La pedagogía epicúrea, a la que pertenece la anterior teoría, es pues de carácter hedonista y al mismo tiempo ascética. Esta teoría distingue dos tipos de placeres, los que son típicos del cuerpo, y luego los que necesitan ser satisfechos, y es esto lo que hace moverse al hombre.
2.- El saber helenístico oriental
El estudio de la física y de la astronomía reúne es perfecta referencia la sabiduría griega y la antigua cultura oriental, la astrología, los estudios matemáticos griegos, la geografía, y la medicina son las cuantiosas aportaciones del saber helenístico.
La filología o amor al discurso científico, se constituye como un saber de la expresión: la lógica, la retórica y la gramática integran el saber filológico.
Alejandría sería el gran archivo de todos estos conocimientos y de esta cultura.
Existe la “enciclopedia”, que esta formada por, dialéctica, la retórica y la política.
3.-Escuela elemental
Era publica, pero no era oficial, aunque el Estado ayudaba a su mantenimiento y a su cuidado.
El curriculum de materias de este periodo(7-14) se reduce a la lectura, escritura, números, gimnasia y dibujos.
Escuela Media
Es el camino intermedio entre la escuela elemental y la superior, destacan los estudios de gramática, lógica silogística, geometría euclidiana y algunos preliminares de Retórica o Filosofía, a los 18 el joven termina esta etapa.
Escuela superior
Después del servicio militar, que duraba alrededor de dos años, se iniciaba la enseñanza superior, polarizada en torno a la Retórica o a la Filosofía.
El efebo se educaba en un gimnasio, con el tiempo se convirtieron en centros culturales.
La retórica es la ciencia superior que se imparte en esta época.
La retórica, pues, comportaba un estudio de contenido y un dominio del método y de la persuasión, mediante la habilidad técnica de la palabra; ningún otro estudio podía presentar a la juventud un programa más atractivo y un horizonte profesional más ambicioso.
La filosofía es la otra gran ciencia, que se imparte en esta etapa, la filosofía se impartía en las escuelas filosóficas, fundadas por maestros, y de una forma con contactos esporádicos, ocasionales y esporádicos, pero dentro de estas características existen el cómo se impartían esas enseñanzas, se daba una iniciación al saber filosófico, se comentaban textos clásicos, y se iniciaban las teorías propias.
Caben destacar los estudios en lógica, la física y la ética de carácter filosófico.
4.-El humanismo clásico en la educación helenística
Las características que definen este humanismo son:
· La formación del hombre, tanto corporal, como espiritualmente.
· Necesidad de dotar al hombre de una cultura general y valida.
· La atención a la conducta moral.
· La dimensión social de la persona, que siempre debe ser referente de su entorno.
· El carácter literario que tiene la formación del hombre para universalizar las teorías de los individuos
· El fin de la educación es la formación del hombre adulto y no el desarrollo del niño.
Entre la “paidea” y la “humanistas” plutarco.
Toda su teoría educativa está encaminada a un fin: los valores éticos del individuo.
Los principios fundamentales son:
· La naturaleza del individuo está encaminada como un presupuesto antropológico que condiciona gravemente el proceso educativo de cada uno.
· El conocimiento de los textos clásicos.
· La raíz intelectual, recomienda la educación filosófica.
UNIDAD III.-
I.- LA EDUCACIÓN ROMANA. LAS ESCUELAS DE GRAMATICA Y RETORICA, Y EL IDEAL EDUCATIVO DE LAS “HUMANITAS”.
Educación y cultura en la Roma arcaica antes de la helenización.
La educación romana en este periodo se centra en el trabajo, la familia, y la patria, y se enmarca en la legalidad, como principio supremo y general de la “urbe”.
Se caracteriza por:
· El labor es trabajo o esfuerzo personal tanto del cuerpo como del alma en una tarea -generalmente penosa.
· La gravitas es nobleza, serenidad, autoridad en la vida familiar y ciudadana, que informa a la persona de dignidad de carácter; la gravedad hace referencia a la forma de pensar y de hablar.
· La parsimonia comenzó a tener un significado económico, pero también se dan en el campo de la oratoria.
· La estructura familiar esta denominada por “pietas”, caracterizadas por: el respeto, ternura, afecto filial, religiosidad, afecto religioso, y patriotismo.
· El hombre educado es piadoso, en cuanto muestra su respeto en relación a la unidad familiar, a Dios, y a la Patria.
· Los valores culturales se estructuran en torno a estos principios:
· la tradición
· la familia
· la ciudadanía
· la praxis
·
II.- LA “HUMANITAS” ROMANA.
La “humanitas” romanas
El concepto de humanitas: “ Los que crearon las palabras hicieron buen uso de ellas, no quisieron que humanistas signifique lo que el vulgo juzga como caridad y benevolencia hacia todos los hombres; si no que las llamaron humanistas a lo que era la instrucción e iniciación en las artes liberales; y los que tienen realmente el conocimiento y gusto de estas artes, éstos son, sin contradicción, los mas humanos.
Surge como proceso “formal” y de contenido cultural que acoge el concepto de formación y el de instrucción.
En el proceso de la conformación de las humanistas pueden considerarse tres momentos:
· Marco Porcio Cáton, recuerda las virtudes del pueblo romano, con mayor aportación.
Él le importa crear el ideal del ciudadano romano, dotado de originalidad y de pensamientos propios, totalmente contrario a la paidea griega.
· Varron, contribuyo a las humanistas romanizando el pensamiento griego, siendo consciente que de Roma y los pueblos sojuzgados por ella a los que había que unificar por la lengua latina, oral y escrita necesitaba un contenido cultural que le diese sentido.
· Ciceron, recoge las dos posturas anteriores, recoge el ideal el ideal de la comunidad romana, que recuerda el ideal político de la antigua Roma; y otro, admite la ineludible aportación del estudio de las artes liberales y la asimilación de la cultura y logros científicos de Grecia.
Los aspectos que integran la humanistas, según Ciceron, pueden relacionarse del siguiente modo:
· La humanistas literaria se refieren a la educación del hombre por el conocimiento y creación de los textos literarios.
· La humanistas moral, fiel reflejo del espíritu romano, es la guía moral del individuo.
· La humanistas política, como un bien supremo para todos y la comunidad.
Ciceron se dedica especialmente en la educación del orador, que se caracteriza por:
· La erudición se refiere al programa o “curriculum” que ha superado antes de y durante los estudios de Retórica:
· enseñanza elemental.
· Conocimiento de las artes liberales.
· Conocimiento del derecho civil.
· La aplicación práctica o arte oratoria.
La formación moral.
La formación filosófica.
El natural (o forma de ser del hombre por naturaleza).
Quintiliano
Quintiliano abre una escuela de Oratoria, y alcanza gran fama como orador y como político.
Quintiliano expone diferentes temas referentes a su época:
· Naturaleza y arte, él estima que la naturaleza hace referencia al hombre que aún no ha recibido educación alguna, pero que es capaz de ella; el arte incide en la naturaleza como materia, y con presencia el hombre desarrolla lo que en él hay de innato, a la vez que crea hábitos que, de alguna forma, se hallan implícitos en su capacidad natural.
Estructurar naturaleza y arte es unir ambos principios.
El arte pues tiene como fin inmediato el perfeccionamiento y desarrollo normal de la naturaleza humana.
Quintiliano simboliza la conjunción perfecta de naturaleza y educación.
El orador debe ser una persona con vocación.
La educación del orador implica dimensión humana e integral de la humanistas en la que convergen la instrucción- saber enciclopédico y, sobre todo, filosófico- y la formación moral profesional.
Las instituciones oratorias están inspiradas por estos principios pedagógicos:
· El maestro ha de ser un hombre dotado de gran instrucción, bondad y ánimo para enseñar.
· El maestro no es quien educa, sino el que ayuda, como mediador, el proceso educativo; ésta es su misión fundamental.
· Ha de motivar el aprendizaje.
· No es necesario usar métodos coercitivos ni castigar a los alumnos sino encauzar su espontaneidad y buena voluntad.
· El niño debe asistir tan pronto como lo sea posible, aunque no haya cumplido la edad de 7 años.
· Conviene la enseñanza simultanea de dos contenidos diferentes.
· La enseñanza de parbulos no debe ser sistemática ni formal, sino familiar y grata para el niño.
· Por último, Quintiliano aboga por la enseñanza pública, para que todos puedan asistir a ella.
SENECA
El estoicismo
Los principios fundamentales de su pensamiento estoico son:
· La concepción del mundo Séneca se limita a afirmar que ésta constituido por materia y fuerza, y que el agente dinámico de ambas es el fuego.
· El alma está hecha de materia corpórea, aunque más sutil que el cuerpo; el alma es racional y tiene su origen en una partícula desgajada del pneuma universal o alma del mundo; el alma es inmortal porque la razón humana incluye una parte que es común a los dioses, sin embargo, la corporeidad no deja de ser un serio obstáculo para sostener su inmortalidad.
· La ciencia de Dios es la másexcelsa del saber filosófico; a ella llegas por la virtud, pues la virtud es una preparación para llegar al conocimiento de las cosas celestes. Para Séneca, estoico, Dios es mente del Universo, que conforma todas las cosas y las contempla bajo el signo de la universalidad.
De Dios ha surgido todo y Él es quién gobierna el mundo, como Providencia; nadie podrá dudar de la existencia de Dios, a pesar de la dificultad de su entendimiento; el orden maravilloso del mundo es prueba precisa e inequívoca de su existencia; la Providencia, principio divino que rige el Universo, es ley que enmarca su vida.
La moral senequista gira entorno a dos temas engarzados: la virtud y la felicidad- y el bien- es consecuencia esencial de virtud; el placer, por ser indiferente a la virtud, es insuficiente para que el hombre alcance la felicidad.
¿En que consiste la virtud? En obrar conforme a naturaleza, que en Séneca y los estoicos equivale a obrar según la naturaleza racional, es decir, en conformidad y adecuación a la Razón Universal, Dios.
El cosmopolitismo de Séneca contempla la necesidad de lograr que todos los hombres sean hermanos arguyendo que todos son iguales por su origen, y que la jerarquía armónica entre ellos, su nobleza y distinción, sólo adviene impuesta por el ingenio y el trabajo de cada uno.
· Importante: La verdadera sabiduria” libro de epístolas a lucilio”.
· es maestra, no de las manos.
· Es autora de la paz, convoca al linaje humano y la concordia.
· Es autora de la vida. Tiene ciertamente debajo de su señorio las artes todas, pues ya le sirve la vida, sírvele asi mismo todo lo que la ordena y adereza.
· Se encamina a la bienaventuranza.
· Enseña qué cosas son malas y cuáles sólo lo aprentan.
· Despoja de las almas, da sólida grandeza, reprime la huera y la que es vistosa de puro vacía.
· No deja ignorar en qué se diferencia la grandeza de la hinchazón, y nos da el conocimiento de toda la naturaleza y de ella misma.
· Declara quienes son los dioses y cuál es su naturaleza.
La filosofía abre al hombre al mundo exterior y a la propia intimidad que teje su vida, con ella los problemas de la vida y de la palabra se esclarecen, y por ella el hombre logra vivir honestamente.
La virtud anida en el hombre instruido y educado no sólo en la filosofía, como saber teórico, sino además en la filosofía de la vida.
Séneca distingue entre cuatro categorías en relación con la sabiduría:
· el que tiene buena voluntad de saber, pero presenta altibajos: unas veces “se eleva arrebatado al cielo”, otras cae “derribado al suelo”.
· El ignorante (inexperto) que se precipita y cae “ en el caos de Epicuro, vacío y sin termino”
· Aquel que tiene a la vista la sabiduría, al alcance de sus manos, pero no la toma.
· El sabio que logra plenamente la sabiduría, y se compromete, todo él, con hechos y palabras, con la verdad.
Si la sabiduría conduce a la vida feliz y la filosofía es único camino hacia aquélla, lógicamente la filosofía es vitalmente feliz al hombre; no basta, pues, con hacer de la filosofía elucubraciones abstractas sin más.
La sabiduría finalmente, lleva al hombre a la comunicación con Dios y le impulsa a resistir a la Fortuna.
Hay tres géneros de vida: el que consagra al placer, el que se da a la contemplación, y el que se ocupa de la acción, todos interfieren entre si.
Es en el alma donde se fragua la sabiduría, la virtud, la libertad, y la felicidad.
La vida feliz, fin del proceso educativo
El hombre tiende a la felicidad, según Naturaleza, y aquellas sólo puede lograrse por medio de la virtud y alcanzado el bien, que es propio de un alma sana. La tranquilidad del sabio no es sino una manifestación factual, a nivel humano, de la felicidad y , a la vez, causa retroactiva de ésta.
· esquema de la felicidad pag 130.
ORGANIZACIÇON ESCOLAR EN ROMA
Enseñanza primaria, situada en un lugar céntrico, no tenia edificio propio, el programa consistía en, la lectura, repetía textos, y aprendía a contar, y la disciplina era austera y algunas veces coercitiva.
Enseñanza secundaria, se enseñaba la gramática, el estudio teórico de la lengua y el conocimiento mediante comentarios de textos clásicos, métrica de versos, lectura expresiva, comentario de la forma, comentario del fondo, ejercicios prácticos.
Enseñanza superior, La oratoria. La filosofía y la historia integraban los saberes fundamentales que el orador debía conocer en su formación retórica. La instrucción retórica corría a cargo del rhetor y consistía en el aprendizaje de las reglas del arte y de su correcto uso.
Los estudios de derecho adquirieron gran atractivo en aquella época.
Los maestros de derecho contaron con el favor y el espeto de los romanos.
IV.-ANTIGUA EDUCACIÓN CRISTINANA.
El Gran Consejo representaba el poder oficial y ejercía su preeminencia en los asuntos públicos del pueblo hebreo. Estaba formado por:
· Los sumos Sacerdotes, pertenecientes a determinadas familias religiosa, ocupaban los altos cargos de la administración del templo y decidían sobre la formación del pueblo, no sólo religiosa.
Los saduceos son conservadores en lo religioso y en lo político, se adaptaban con sentido práctico al dominio romano porque procuraban mantener el orden y continuar con su situación de privilegio.
Los fariseos eran oficialmente expertos en teología y en leyes, seglares devotos, enseñaban al pueblo las prácticas religiosas y a las formas de cumplir la ley, por esta razón se consideraban a sí mismos, los únicos y auténticos educadores, el pueblo reconocía su autoridad y respetaba el status social de que gozaba.
Los nacionalistas (zelotas) constituían un movimiento social-politico importante, anhelaban la liberación política, social, y económica de Israel, que sería fruto de la lucha armada.
Los samaritanos eran la clase social integrada por colonos de otras naciones y razas.
En estas circunstancias Jesús predica su mensaje de salvación, y del reino de los Cielos.
La doctrina quiere ser una religión única, verdadera y universal, y suplir las falsas creencias de otras religiones, paganas, caídas ya en el decrépito.
Cristo enseña con lenguaje sencillo, profundo, concreto, exento de sutilezas, convenientes para todos los hombres, cualquier que sea su capacidad de entender.
Cristo alterna el discurso con el dialogo o coloquio, expone las verdades que interesan a la fe y constituyen el cuerpo dogmático y fundamental de la religión; con el dialogoCristo da su enseñanza en un estilo familiar y directo que hace más viva la comunicación con sus discípulos; en cuanto a la forma interna, explica la verdad en sentido real o en sentido figurado mediante ejemplos y parábolas.
El mensaje pedagógico del cristianismo se esencializa en esto:
· El hombre debe mantener un orden natural en la tierra, como intentar su salvación natural y sobrenatural.
· Los cristianos presenta una maduración y educación propias muy desarrolladas.
· Tienden a la maduración humana y a la maduración cristiana.
La catequesis
La catequesis significa, enseñar de viva voz, es la acción de enseñar.
La catequesis presenta diferentes modelos:
· En primer lugar esta el modelo más simple que es el de San Pedro, referido a los Hechos de los Apóstoles, tratan esencialmente de la fe en Dios, y en su hijo Jesús.
· Posteriormente la catequesis extiende poco a poco su contenido y se configura en torno al Credo o símbolo de los apostoles, a instrucciones sobre el bautismo, la eucaristía, y la oración dominical.
Los padres de la iglesia y las escuelas catequeticas.
Cristianismo y helenismo
Los elementos que presenta nuevos son:
· La dignidad de la persona se constituye a partir de su filiación divina.
· La comunidad- interferencia esencial de igualdad de todos los hombres y fraternidad universal ante el mismo Padre- se fundamenta en la agapé (caridad), se realiza en la ciudad cristiana y rompe los estrictos limites de la polis helénica.
· El sentir teocrático del pueblo de Dios asume sentir democrático de la “paidea” griega con intención de perfecionario.
· La estructura social- familia y comunidad- recrea nuevos valores y ensaya otras formas de conductas y convivencia por caminos de gracia sacramental hacia un horizonte que trasciende la definición de lo natural.
· El vehículo más propicio, para llegar al Occidente mediterráneo era la cultura clásica.
· La presencia de la “paidea” griega en la “paidea” paleocristiana significa la fundamenta la continuidad de la cultura occidental.
V.- EL PENSAMIENTO PATRISTICO ORIENTAL SOBRE LA EDUCACIÓN.
1.-Pedagogía Patristica
El cristianismo es una religión y una pedagogía, una forma de conducir al hombre a la verdad, y de enseñarle verdades relativas a Dios, al mundo, y al hombre.
La Patristica o doctrina de los Padres de la iglesia acoge todo el pensamiento cristiano del siglo II al VI.
Justino, se educa en el seno de varias escuelas filosóficas- estoicos, pitagóricos, peripatéticos, platónicos- hasta que se convierte al cristianismo.
Su pedagogía cristiana se apoya en dos verdades. La razón divina y la libertad del hombre. La Verdad de Cristo da sentido y fundamento al contenido de pensamiento y vida de todos los hombres, por la libertad el hombre escoge su propio bien, virtudes.
Atenágoras, el filosofo cristiano dirige al emperador Marco Aurelio su Apología en la que defiende a los cristianos frente a las acusaciones calumniosas. Su teoría del hombre, esta compuesto de alma y cuerpo, libre e inmortal.
En realidad los apologistas no crearon una doctrina cristiana pero pusieron los primeros sustentos de una pedagogía cristiana, y reconocen la necesidad y utilidad de la filosofía para apuntalamiento racional de la verdad revelada.
Clemente de Alejandría, nace en Atenas, se hace cristiano y marcha a Alejandría, en cuya escuela, y bajo la dirección espiritual de S. Panteno, transcurre la mayor parte de su vida. Sus escritos conocidos constituyen una trilogia, de acuerdo con las funciones de Logos=la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo.
· Protréptico, o refutación de los errores y contradicciones del paganismo.
· Pedagogo, tratado de los fundamentos de la moral cristiana.
· Discalos, cuyo contenido no se conoce.
La pedagogía de Clemente de Alejandría es la pedagogía del saber, entendido éste como un caminar hacia Dios a partir de la filosofía.
La filosofía griega purifica el alma y la prepara a recibir la fe, sobre la cual la verdad edifica la gnosis.
Los cursos los separa en cinco niveles:
· Instrucción primaria, en que el párvulo aprendía a leer , escribir y contar.
· Instrucción 2enciclopedica”. Las sietes disciplinas que constituían la antigua “encyclos paidea” y preparan la educación filosófica.
· Filosofía. Es la base principal del saber del hombre. Clemente sostiene que Dios, por medio de la iluminación del Logos ha anticipado la verdad a los griegos en la filosofía, como preparación para la fe.
· La filosofía es:
· conocimiento práctico de la vida.
· Procedimiento para ir de las cosas sensibles a las realidades inteligibles.
· Preparación para la sabiduría y la virtud.
· Ciencias de las cosas divinas y humanas, presentes y futuras.
La filosofía griega es el fundamento de la filosofía cristiana.
· Fe. Es otra forma de conocimiento, superior a la filosofía. La verdad, objeto de fe, se manifiesta en las Sagradas Escrituras. Es la perfección del conocimiento.
· Gnosis, es el conocimiento más profundo de la verdad; representa el momento culminante del caminar del hombre; la gnosis es saber humano, en toda su integridad, o , lo que es igual, el saber como vida, en que confluyen la fe, el conocimiento racional, la perfección moral.
La gnosis es una iluminación, una comprensión, un estado habitual de contemplación.
La pedagogía de Clemente está impregnada de un sabor místico, que significara el principio y punto de partida de toda pedagogía cristiana, ascética o mística.
Fue el primero que intentó probar unos argumentos filosóficos las verdades del cristianismo y reducirías a un sistema coherente y bien estructurado.
Entiende que el saber es un camino gradual que el hombre realiza: fe, gnosis y sabiduría o contemplación. La Fe es el grado inferior, el más sencillo de poseer; la gnosis implica un conocimiento exacto de las cosas; la sabiduría o contemplación divina es el grado más perfecto de conocimiento, porque el hombre por ella se queda cara a cara con Dios.
El fin del hombrees el retorno de Dios. Son varios los caminos que ha de seguir, unos naturales y otros sobrenaturales:
· El conocimiento, como procesa dialéctico de lo sensible a lo intelectual.
· La autocontemplación de alma, por la que el hombre, creado a semejanza de Dios, ve en su propia imagen la huella de Dios.
· La purificación, del propio espíritu, para que tal contemplación resulte mas fiable y Dios se muestre con mayor nitidez.
· La gracia, recibida, por la redención de Cristo, eleva al hombre de buena voluntad a la visión de Dios.
· El fortalecimiento del alma por la luz sobrenatural que la visión directa de Dios reporta al hombre.
Es significativo el carácter metódico y didáctico con que muchas de sus obras están escritas.
Basilio el Grande, reconoce la perfección moral como fin de la educación y el valor de la filosofía griega para la formación cristianan, aconsejando una actitud prudente ante aquellos textos que puedan atentar al dogma cristiano; los griegos hicieron de la razón un instrumento valido para llegar a la verdad, sin embargo a Dios, no se le puede conocer directamente por la razón, sino a través de analogías a partir del mundo creado, incluido el hombre.
Gregorio de Nacianzo, concede cierta prioridad a la fe frente a la razón, sin menospreciar el cometido de ésta: a Dios camina el hombre por la fe y por la razón.
La ciencia colabora con la fe:
La ciencia da cuenta de algunas verdades, por ejemplo, la existencia de Dios, que son, además, objeto de fe.
La ciencia dispensa métodos racionales capaces de ordenar sistemáticamente las verdades de la fe.
La ciencia, mediante hipótesis, comparaciones, analogías... facilita el entendimiento de las verdades del dogma cristiano.

VI.-LA EDUCACIÓN PENSAMIENTO PATRIS OCCIDENTAL.
1.-La pedagogía de la verdad interior. San Agustín.
1.1.-Educación y verdad
La teoría educativa de San Agustín es pedagogía de la Verdad, porque toda ella gravita en torno a Dios, como verdad creadora y subsiste del hombre (versión ontológica), Verdad iluminadora del entendimiento (versión nosológica), y Verdad beatificante(versión ética). En el pensamiento agustiniano Dios se halla en el centro culminante al que el hombre orienta todas sus aspiraciones: “camina” a su perfección óntica o existencial, que no consiste en otra cosa que ser el que es, intenta conocer la verdad auténtica que está en su interior, y tiende a la vida bienaventurada para la que Dios lo ha creado.
La verdad y el proceso de interiorización
El hombre es capaz de verdad, la verdad se manifiesta positiva en la existencia misma del hombre. La verdad esta en el interior del hombre. Es necesario, conocerse a sí mismo, para conocer a Dios.
Si esta verdad ha de ser necesaria e intemporal no ha podido tener su origen en nosotros mismos, ni en las cosas, sino en Dios.
1.2.-La verdad iluminadora
En líneas generales significa el concurso especial de Dios, para que la inteligencia del hombre pueda entenderse las verdades inmutables, eternas, y necesarias que vislumbra en su morada interior. Dios es luz por la que y en la que contemplamos la verdad.
La instrucción cristiana se debe proponer un doble objetivo:
· La voluntad de renuncia a toda realidad exterior, el deseo de conversión intima y de perseverancia en tal estado de interioridad.
· La conversión intima, cuyo fundamento se halla en la inmanencia de la razón, por la que el hombre se repliega sobre sí mismo para saberse y conocer su verdad que es reflejo de la Verdad, está expuesta a una grave tentación: el amor a sí mismo, y a la aspiración de ser principio d si mismo y reinar sobre sí mismo y sobre su cuerpo.
1.3.-La verdad subsiste y creador, y la sabiduría.
En San Agustín, a la educación primaria sucede la de las artes liberales, y a éstas, la ciencia como grado culminante, la sabiduría busca las verdades eternas hasta llegar al conocimiento de Dios.
En consecuencia, para San Agustín el ideal del hombre deber ser la sabiduría y no la ciencia.
El hombre busca la verdad desde todo su ser, y la busca por la razón y la fe; la razón prepara a la fe, y la fe libera y ayuda a la razón; fe y razón están íntimamente enlazadas en el que hacer humano en la búsqueda de la Verdad, en la sabiduría.
Dios es Ser Absoluto, Ser en sí mismo.
El hombre necesita de la fe para saber plenamente; la fe proviene de Dios y llega mas allá de donde la razón no puede pasar.
La sabiduría se hace hombre, se encarna, para dar ejemplo al hombre y permitirle que la conozca.
La verdad beatificadora, fin de la educación para la libertad.
La versión ética del pensamiento pedagógico de San Agustín se relaciona con la libertad la virtud, y la felicidad, y se inserta en las coordenadas Dios y hombre, las dos constelaciones temáticas de su pensamiento(solo deseo saber de Dios y del alma).
Libertad, facultad de poder elegir.
· La libertad se ajusta al orden del amor que consiste en:
Amar según el valor del objeto amado.
Amar a Dios más que a si mismo y a todos los demás.
Usar, no gozar, de este mundo, pues las cosas terrenas se incluyen en el usar; gozar de lo que sólo ha sido creado para usar de ello es tergiversar el ordo amoris.
Virtud, los actos que el hombre realiza de acuerdo con el orden del amor y moral son buenos. Para Agustín la virtud es ordo amoris y buena cualidad de la mente mediante la cual vivimos derechamente, cualidad de la que nadie puede abusar y que Dios produce a veces en nosostros sin intervención nuestra.
Por la virtud, el hombre alcanza la Verdad y con ella la autentica alegría.
Dios es el fin de toda educación cristiana, porque el hombre anda inquieto hasta encontrar a Dios.
No es extraño, por esto, que Agustín se plantee ya en el capitulo primero, en su comienzo, la tesis, del aprendizaje como recuerdo, como reminiscencia, no al uso platónico, sino en un sentido nuevo: aprender no es otra cosa que conocer las verdades eternas, que ya sabia virtualmente en cierto modo.
1.4.-San Jerónimo y la educación femenina.
Tratan del tema de la virginidad de la mujer cristiana.
Presenta una serie de cartas a varios autores o de la educación de l a mujer casada.
Es una carta, donde se presentan la típica serie de convencionalismos de aquella época, de la educación que se debía impartir a las mujeres, como el cuidado de su casa, el cuidado de los niños y de su esposo.
También, habla de muchos consejos contra los vicios que apartan a la mujer casada de Cristo, el Esposo, constituyen la trama de la carta, que se reviste así de un tono sentencioso característico.
UNIDAD IV.-
I.- PANORÁMICA DE LA EDUCACIÓN MEDIEVAL.
El hombre de la Edad Media, dado el periodo comprendido entre la antigua y el renacimiento, se debe a los humanistas y artistas renacentistas; significa, en cierta medida, el menos precio que éstos sienten por aquel periodo histórico al que califican frecuentemente de oscuridad y decadencia.
La larga duración del medioevo hace difícil caracterizado; la variedad y complejidad de su acontecer, el encuentro de diferentes tendencias que cristalizan en formas culturales plurales, la riqueza policromica de sus hechos, imprimen a este periodo un interés especial.
Para Genicot, define la Edad Media como un periodo unitario y autónomo de la historia, en cuya unidad dinámica se advierten tres momentos, que se simboliza con el alba, el mediodía y el crepúsculo.
Arnold Hauser, establece en cambio tres periodos culturales independientes en la Edad Media: el del feudalismo, el de la caballería cortesana y el de la burguesía ciudadana.
Para Hauser la espiritualidad del arte cristiano primitivo significa el mismo espiritualismo general e indefinido del paganismo antiguo.
Para Jolivet solo puede hablarse de un rasgo único, que es el que matiza todo el que hacer cultural del medioevo: los textos.
Hay otras dos características esenciales que también son importantes:
· Conservación de la cultura clásica romana y recuperación de la filosofía griega.
· Elaboración de una cultura propia de sentido cristiano
· Considerar al espíritu cristiano como una presencia viva que quiere inspirar toda la vida del hombre medieval.
San Isidoro de Sevilla y el saber medieval.
El hombre, Creado por Dios, es la síntesis de la realidad cósmica, esta compuesto de cuerpo y alma, el cuerpo es a su vez, composición de los cuatro elementos que conforman la materia original del mundo. El alma es sustancia incorpórea, para Isidoro el alma no es parte de la sustancia divina ni de la naturaleza; sus funciones, por tanto, nacen de su peculiar forma de ser: sentir, recordar, querer...
De acuerdo con su dualidad humana, el hombre, belleza finita y temporal, tiende a la contemplación de Dios, belleza infinita y eterna, el saber lo realiza a través de la contemplación de las cosas sensibles, con las que contacta gracias a su cuerpo, y en las que refleja la belleza divina.
Las etimologías
Aunque en la etimologías no responde con exactitud al contenido de la obra, pretende significar, sin embargo, el hecho de que analizando y comparando las palabras en su sentido, su origen, y su composición, se llega a conocer lo esencial.
II.- LA EDUCACIÓN MONÁSTICA.
Las escuelas medievales
· Las escuelas monacales, ubicadas en los monasterios, preparaban a niños y jóvenes para la vida religiosa; constaba generalmente de dos escuelas, la escuela interior reservada a los futuros monjes, y la escuela exterior para aquellos jóvenes que deseaban ser sacerdotes.
Las escuelas a tener un momento tuvieron un signo benedictino hasta el siglo X, posteriormente fueron monjes cistercienses, cluyacenses...
La vida cultural y el intercambio de conocimientos entre unas y otras escuelas, contribuyeron a consolidar el mundo monacal, como un centro de expansión científica.
· Las escuelas episcopales o catedralicias, son posteriores en su nacimiento a la monacales, datan del siglo VIII.
Eran escuelas parroquiales que recomendaban a todos los sacerdotes.
- Las escuelas palatinas estaban regentadas por eclesiásticos, sus enseñanzas se impartían por clérigos, aunque sus alumnos no tenían que seguir necesariamente la vida sacerdotal, la más famosa fue la de la Corte de Francia.
El plan de estudios variaba muy poco de unas escuelas a otras, si bien el curriculum cambió en los diferentes periodos escolásticos, comprendían , la gramática, retórica y el cuadrivium, y hay otros que aparecen mas tardíamente, como son la dialéctica y la lógica.
El curriculum de estas escuelas que se impartía respondía generalmente a tres niveles:
· Iniciación, en el que se enseña la lectura, la escritura, algunos conocimientos elementales de lengua latía, y el inicio en textos bilblicos.
· Estudio de artes , que conformaban el trivium, gramática, retórica y dialéctica, y en menor grado el cuadrivium.
· Nivel superior, en el que se estudiaba la escritura con comentarios de orden gramatical, historico y teológico.
III.- MÉTODO DE EDUCACIÓN MEDIEVAL
Ha y un concepto que perdura en toda la época, que es el de la ciudad universal, que tiene presencia constante en la historia de occidente.
El contraste, informe y dinámico, de la Alta Edad Media, hecho de componentes antitéticos, evolucionara, a partir de la época de Carlomagno hasta el siglo XII y XII, hacia una estructura, en la que tales elementos constitutivos perderán e ingenuidad lo que ganen en capacidad de ajuste.
1.- El saber del hombre, saber hacia dios, filosofía y teología.
Alcuino impregna de un tono moral a la Filosofía considerándola “conocimiento de las cosas divinas y humanas” y maestra de todas las virtudes.
El saber filosófico conduce al hombre hasta los prologomenos del saber teológico, mediante la lectura e la Sagrada Bilblia se conoce a Dios, porque por ella se ha revelado a los hombres.
Para Alcuino, la sabiduría del hombre parte de su naturaleza humana, en la que de alguna forma aquella está impresa por Dios, y culmina en el conocimiento de El; la función reservada al maestro es la de ayudar a que la sabiduría se desarrolle naturalmente y se ordene hacia el Bien; ello es lo que justifica la intervención del educador: despertar y orientar lo que está en germen en la naturaleza humana.
Educación y vida mística
Su concepción del saber esta íntimamente ligada a la educación para los valores de verdad, belleza, y bondad, que se hallan en los bienes del mundo.
El hombre esta formado por alma dotada de memoria, inteligencia y voluntad, símbolo trinario, hace que el ser humano se distinga de los animales por el ejercicio de la razón y el uso de la libertad; por el cuerpo, dotado de sentidos, el hombre percibe el mundo.
A partir de este presupuesto humano Alcuino balbuce una educación de signo ascetico:
· las cosas o bienes del mundo por ser obra de Dios, son verdaderas, buenas y bellas
· el hombre puede llegar a Dios a través de ellas, siempre que las sublime espiritualmente.
· El camino del hombre hacia Dios implicará una continua renuncia a disfrutar de las cosas, una purgatio de todo aquello que lo liga al mundo.
IV.- LAS PRIMERAS UNIVERSIDADES. ORIGEN.
En el siglo XII las escuelas monacales han reducido su área se acción a los limites estrictamente indispensables de formación de sus minjes: las escuelas palatinas han perdido el esplendor del siglos anteriores, en cambio las escuelas catedralicias alcanzan un nivel relevante que será decisivo para el nacimiento de las universidades.
Causas que dieron lugar a su creación:
· De orden socio-economico. La nueva economía monetaria de mercados dio impulso a las relaciones comerciales
Las estructuras sociales se reforzaron y se dio mas segurida al entorno de la ciudad, el trabajador se da cuenta, que cuanto mas libre es de ataduras serviles, mas feliz es.
El nacimiento del nuevo orden económico en las ciudades tiene dos consecuencias inmediatas: la nivelación de las graves diferencias sociales entre nobles y campesinos; y el establecimiento de una paz y prosperidad social que serán marco idóneo para el florecimiento cultural.
· De orden científico, la presencia crucial de cuatro mundos culturales, el griego, el latino (y el bizantino), el cristiano, el judío y el árabe, contribuía en esencia a un renacimiento cultural y a una rica confrontación de concepciones e ideologías, que conformaran el nacimiento de las universidades a finales del XII y comienzos del XII.
· De orden socio-laboral, la necesidad de formar un cuerpo gremial entre maestros y escolares, que vele por los intereses, no sólo científicos, de unos y otros. La universidad comienza a ser realidad comunidad de maestros y escolares, como expresión del sentido gremial de la sociedad del medioevo.
· De orden académico y de organización escolar, el numero a crecido debido al desarrollo de las nuevas estructuras socioeconómicas y políticas, ello hace que proliferen las escuelas entorno a una central.
Era, pues, necesario una nueva organización que aunase todas estas escuelasbajo una misma jurisdicción jerárquica.
Hubo dos causas para este auge:
 causa material: el incremento magnifico del saber humano, que ponía a disposición de los espíritus un fondo súbitamente acumulado de conocimientos de toda especie.
 Causa formal: el desarrollo del movimiento corporativo y la rápida aglomeración de hombres animados de las mismas ambiciones y aspirando al mismo fin.
V.- ESCOLÁSTICA Y EDUCACIÓN.
1.- El método escolástico
Se conforma plenamente en el siglo XIII, el método escolástico incordiando en las coordenadas de autoridad y razón:
La mecánica externa del método escolástico se ordena de esta manera:
· La lección, el estudio de un texto, escogido en la sagrada escritura, se iniciaba con la lectura comentada del maestro, en su perspectiva filológica, gramática, semántica...
La glosa textual, supeditada estrictamente a su contenido, se fijaba en la letra y el sentido y en la sentencia que los Santos Padres habían expresado.
· La cuestión y la disputación seguían a la lección, la cuestión constaba de preguntas y respuestas que alumnos y maestros hacía sobre los puntos de interés u oscuridad del texto, tenia un doble objetivo, la compresión de los núcleos claves, y el ejercicio en la discusión o contraste de pareceres (método dialéctico).
La disputación consistía en ordenar todas las razones en pro de una tesis y argumentarlas para la defensa de aquélla o para la refutación de la contraria.
· El articulo, la lección, la cuestión y la disputa se sintetizan en el articulo, cuyo mecanismo podía responder a este esquema:
 Se propone la cuestión que se trata de investigar, de discutir o de aclarar, con la formula clásica.
 Se agudiza la dubitativo, acudiendo a razones en contra o a favor de la alternativa
 Una vez definidas las posiciones, favorables y adversas, el maestro explicaba, respondía y determinaba con la formula: reponed, dicendum...
 por último, una vez adoptada una solución, en el último miembro se resolvían las objeciones contrarias a las doctrinas expuestas.
La rigidez, mecánica, conque se desarrollaba el método escolástico provoco casi siempre criticas.
Las Sumas constituyen un intento de ordenar todo el saber de su tiempo de acuerdo con esquemas racionales; el carácter sistematizador de la Suma significa no tanto el hecho de recopilar cuestiones y disputaciones, cuanto el de hacer del saber filosófico o teologicoun saber uno y total.
Las Sumas, que alcanzan su esplendor en los siglos XII y XIII cumplieron una misión histórica semejante a la Enciclopedia, a las Críticas kantianas, y a otras claves en el desarrollo del pensamiento europeo.
Causas del esplendor de la escolástica
En el periodo de formación no se da aún una sistematización del saber filosófico. El problema de las universidades enfrenta a unas escuelas con otras, y es en el sigloXII cuando cristalizan las dos posturas, el realismo, y el no-realismo, conceptualismo y nominalismo.
La madurez de la Escolástica se conforma durante el siglo XIII; es consecuencia de unos fenómenos que coinciden y se potencian entre sí.
· El conocimiento de Aristóteles a través de sus obras y no a través de versiones árabes o judías; la traducción directa de un dominico, evitó posibles ocasiones de herejía y de interpolación de textos.
· El nacimiento de las universidades a comienzos del XIII contribuyó, como se ha dicho en otro lugar, al saber y a la cultura de la baja Edad Media; Paris, Oxford, Salamanca... fueron otros tantos centros de irradiación y promoción del saber de su tiempo.
· Finalmente el ingreso de las Ordenes mendicantes en las Universidad. Los dominios ocuparon dos cátedras de la Universidad de París, en 1229 y 1231. Alejandro de Hales, profesor de París, ingresa en la Orden franciscana , en 1231. La savia cultural y filosófica con que se animó la enseñanza superior se debe en gran parte a la intromisión de las Ordenes religiosas en los claustros universitarios. Las aulas se llenaban para escuchar a Alejandro de Hales, Tomás de Aquina,...
El periodo de decadencia adviene por el cansancio intelectual que sigue casi siempre al momento de esplendor y crisis de cualquier estructura de valores; los motivos concretos fueron varios y de todos los órdenes (economicos, social, político...); el cisma de Occidente, las dispustas sutiles e interminables de los escolásticos, el menosprecio de la metafísica, la separación de la ciencia y la fe, la critica contra el realismo, el abuso de autoridad académica de la ciencia y la fe, la critica contra el realismo, el abuso de autoridad académica en el seno de la Universidad y de las Ordenes religiosas...
2.-Fundamentos filosóficos y antropológicos de su teoría educativa
2.1.-La ciencia
La ciencia, como hábito intelectual, es el resultado de abstraer y ordenar los conceptos producidos por el entendimiento: la ciencia, pues, establece la relación entre el mundo de la mente y el real. El saber humano se ajusta al ser de la realidad; todo lo que es, es cognoscible.
Entonces la multiplicidad de los seres implica grado o géneros de los “scible” es decir, de lo que puede ser sabido por el entendimiento humano: el primer nivel lo constituyen el mundo de lo sensible, móvil y contingente, de los seres compuestos de materia y forma, el segundo pertenece las realidades que dependiendo de la materia en su ser, son independientes de la materia en cuanto al entendimiento del hombre (aritmética, lo numerable, y geometría), el tercero de lo “scible” para que pueda ser objeto de conocimiento ha de revestirse de inmaterialidad o, con otras palabras, debe despojarse de su materialidad en cuanto que ésta es principio de individualización y mutación.
Santo Tomás añade otra distinción entre las ciencias generales y las ciencias particulares, en cuanto a la ciencia se conforma por la razón o por la fe:
· La ciencia divina, o fe, por medio de la revelación.
· La ciencia humana a través de la razón; es decir, las ciencias físicas, matemáticas y filosóficas.
· La ciencia mixta, constituida por los conocimientos de fe y de razón: el saber teológico.
· La razón ayuda a la fe:
· para demostrar los preámbulos de fe.
· Para entendernos a nivel racional por medios deductivos o analógicos.
· Para argumentar las verdades de fe con demostraciones racionales.
· la fe ilumina la razón
· en aquellas verdades, como la libertad del hombre o la inmortalidad del alma.
· En la es que necesaria la confirmación por la autoridad de la revelación.
· En la corrección de posibles y aparentes verdades a las que la razón llega.
Principios metafísicos.
En Santo Tomas convergen las teoría metafísicos de Aristóteles, de San Agustín, de los neoplatónicos, y de la filososfia musulmana.
El ser no es unívoco sino análogo, se dice de muchas formas, encierra y comprende muchas significaciones de modo de ser. El hombre puede conocer el Ser de Dios a partir del ser de la criatura: Dios es el Ser por sí mismo. Los modos de ser son capaces de dos clases: los modos generales, que son la entidad, la unidad, la verdad, y el bien, y los modos especiales, que son la sustancia y los accidentes. El hombre es sustancial, la educación es accidente.
El acto puede ser formal y entitativo. La potencia puede considerarse activa y pasiva.
Tomás de Aquino distingue: causa final, aquello por lo que algo se mueve; causa material, de lo que algo se hace; causa formal principio esencial por el que la materia se constituye en un ser; causa eficiente la que actúa sobre la materia.
2.2.-Concepción del Hombre
La noción de persona, según Boecio, como sustancia individual de naturaleza racional, está presente en Santo Tomás, para quien el hombre es una sustancia completa e individual, compuesta de alma racional y de cuerpo material.
El alma ha sido creada por Dios, sacada de la nada de si y del sujeto, es espiritual, es inmortal, es libre.
Entre el cuerpo y el alma se da una interacción sustancial, puesto que el hombre, está constituido por el abrazo entitativo de un alma concreta y un cuerpo determinado, ello comporta que el alma está toda en todo el cuerpo y en cada parte del cuerpo; que el alma, al ser sustancial incompleta, se ordena a la unión sustancial con el cuerpo; y que el cuerpo, separado del alma, es distinto del cuerpo que con el alma ha formado la unidad sustancial hombre.
El hombre es un sujeto de tres ordenes de hechos psíquicos:
· de conocimiento, sensible e intelectual.
· De apetito, las tendencias del hombres innatas y adquiridas, pueden referirse a lo sensible o al entendimiento.
· De sentimiento, que constituyen la vida afectiva del hombre.
2.3.-Lo ético y lo político
La virtud es el hábito moral operativo bueno, como el vicio es el hábito malo. La virtud es buena cualidad o hábito de la mente, por el cual se vive con rectitud del que ninguno usa mal, y que Dios obra en nosotros sin nosotros...
La bondad del acto humano ha de referirse a la norma objetiva de moralidad, que es la ley, en cuanto que es razón de ser y de existir de la naturaleza creada.
· ley eterna, que es la razón que gobierna todo el universo y existe en la mente divina.
· Ley natural, participación de la ley externa, en cuya virtud todas las criaturas, pero de un modo más excelente la racional, tiene inclinación a sus propios actos y fines, distinguiendo ésta el bien y el mal.
· Ley positiva, ordenación de la razón al bien común promulgada por aquel que tiene el cuidado de la comunidad.
El hombre es un animal político y social, por naturaleza tiende a participar en la comunidad.
El armazón que sostiene a la comunidad es la autoridad legitima, que tiene origen divino, y adviene directamente de Dios.
¿Qué es educación?
Educación, acción de conducir y promover a la prole al estado de perfección del hombre, en cuanto al hombre, que es el estado de virtud.
Aunque educación tiene otros sinónimos:
· Nutrición, acción de alimentar, criar, y ayudar a los hijos en su desarrollo biológico.
· Instrucción, educación propiamente intelectual, o formación superior del hombre, en contraposición a nutritio.
· Disciplina.
El concepto tomista de educación supone esencialmente:
· Un proceso dinámico.
· Que tiende al estado de perfección del hombre.
· Mediante la posesión- dinámica y estáticamente considerada- de las virtudes (hábitos buenos).
La educación, proceso casual
Es patenete que la educación interviene esencialmente en el proceso perfectivo del hombre, la educación es un proceso dinámico e intencional, animado por el concurso de principios, que promueven el devenir de hombre no educado, aunque educable, a educado.
 La causa eficiente es principio gracias a cuyo operar se hace; en el proceso educativo la causa eficiente está constituida intrínsecamente por el hombre mismo, y extrínsecamente, por la Naturaleza, la comunidad, y el hombre, cuya eficiencia es propiamente coadyuvante. El hombre es principio activo y pasivo de sus propios actos, tantos los que provienen de la facultad intelectual como los que proceden de la apetitiva.
Las aptitudes naturales del hombre, intelectivas y apetitivas, constituyen la causa eficiencice de educación, en la medida en que intervienen como principios pasivos, y como principios activos por los que fluye la actividad del hombre para adquirir su perfección.
La comunidad influye también desde fuera en la educación, la iglesia, es educadora, en el orden sobrenatural mediante la administración de los sacramentos por donde fluyen la gracia, que perfecciona la naturaleza.
El educador es principio coadyuvante del proceso educativo del educando:
· la actividad del profesor es trascendente.
· El educador interviene como principio exterior.
· El educador es principio personal.
 La causa final de la educación, según la noción tomitista, es el estado perfecto del hombre en cuanto hombre, referida tal perfección a la naturaleza del cuerpo y alma, y a la gracia.
Perfección del hombre ( causa final de la educación):
· Perfección primera: forma sustancial (en el ser).
· Perfección segunda: - La operación misma educativa.
· aquello por lo que se educa: hombre perfecto, virtuoso...
(en el operar).
La plenitud y el acabamiento del hombre es el fin de la educación.
 La causa material de la educación es el sujeto o sustancia que la sustenta; el hombre, realiza sustancial, sustenta la educación, realidad accidental, puesto que la causa material de un accidente no es estrictamente aquello de lo que está echo, sino aquello en donde acontece o sucede. El hombre, supuesto racional es sujeto material de la operatividad educativa y, por tanto, de los hábitos en que consiste la educación.
Sólo la persona humana es sujeto de educación, en la medida que puede disponerse bien para obrar e investirse, por tanto, de hábitos operativos.
El hábito reside en el alma en cuanto a sus potencias porque la habitud se forja a partir de la operatividad, así principalmente los hábitos se encuentran dentro del alma.
El carácter racional de la teoría educativa de Sabio Tomás es notable en el tema de los hábitos; el sometimiento de las potencias sensitivas y vegetativas a la razón los hace educables, y en la medida en que la razón se haga con ellas fácilmente, más educables serán, y cuanto más rebeldes a la razón, menos educables.
Los hábitos, que tienen al alma como sujeto inmediato y directo, y que fluyen directamente por su devenir operacional, lo hacen a partir del entendimiento y de la voluntad.
La voluntad es también, causa material de la educación, en cuanto que admite hábitos que la disponen abien a los actos que le son propios.
 Causa formal. La forma de la educación es accidental y no sustancial puesto que la educación es accidente que acontece en la sustancia del hombre.
La forma de la educación pertenece al accidente de la cualidad, si vemos a la educación dinámicamente, vista desde el agente que la produce, pertenece al accidente de la acción, vista desde el paciente que se que la produce, pertenece al accidente de pasión.
Hábito ( lo habitual) es una cualidad estable -difícilmente movible- que dispone bien el sujeto en su naturaleza o en sus operaciones.
3.-Esencia del proceso. Elementos que lo integran.
La esencia del proceso educativo podría definirse como aquel principio, rasgo, o propiedad, que imprima carácter educativo al hacer humano, referido al orden intelectual, al moral y al practico. Si la educación implica un desarrollo espiritual -personal- en el hombre, aquella ha de surgir, obviamente, a partir de y a través de un quehacer dinámico y operacional.
El primer principio de todas las operaciones humanas es la razón.
El hombre adquiere la ciencia ya por un principio interno, o ya por un principio externo.
Los elementos integrantes del proceso educativo pertenecen a dos órdenes: los elementos instrumentales ó principios fundamentales o primeros principios, que se entienden por naturaleza, y el principio de actividad, que fluye de la razón, del entendimiento, y que gracias a él los primeros principios avalan la certeza de las verdades inventadas.
Puede concluirse, que los principios fundamentales del proceso educativo, que constituyen parte de la esencia, son las verdades universales evidentes, en orden especulativo, y os fines operables singulares, que a modo de verdades primarias